Historias donde vivo

El Panteón de las Heroínas

Zaragoza, siglo XIX: Situaciones de historias protagonizadas, involuntariamente, por mujeres cuyo denominador común es el reconocimiento de su nuevo estado para rehacer su vida y evitar el triste destino a la que se verían abocadas, ¡la muerte por inanición de ellas mismas y su prole! Impedidas para trabajar, reprimidas por mendigar, los caminos que tenían para salir con su progenie eran muy estrechos y desembocaban en destinos de los que la hipocresía social de la época pretendía preservarlas. Es un homenaje a todas las mujeres que lucharon, sufrieron o murieron por sus orígenes para darles el merecido lugar que les corresponde. La unión de una familia, de un pueblo, una crítica a la sociedad que frena y calla a la mujer. Política y religión, como máximos culpables en todas las épocas.

Ver libro