E

ste artículo que no pretende ni con mucho ser una biografía de la tal Violante, (Yolanda o Yole) empero, quiere dejar claro y de manifiesto lo que los documentos, para mí, ciertamente cuestionados, dada su procedencia, dicen de la reina de Aragón y de su consorte, el tristemente famoso Jaime I, fatal rey de Aragón, en versión oficial, que no fabulosa ni falsa ni mítica. Creo sinceramente que, este reinado en general y el periodo de 16 años de matrimonio con Yole en particular, marcaron mucho el desarrollo posterior destrucción del reino al que todo le debía este villano. Desde los reyes/condes navarros y más tarde aragoneses, hasta Alfonso I y si se quiere, afinando mucho, hasta Ramiro el monje, que puso la primera piedra de la debacle; Aragón tuvo y sostuvo un incipiente reino llamado a rivalizar con Castilla y León en poderío y derechos. Desde la fatídica unión, los reyes ya no serán aragoneses y por lo tanto desarraigados de su cuna, ejemplares como este Jaime y su descendiente Pedro IV, son la viva arquitectura de la traición y el desarraigo, donde sobre todo en el segundo, se comprueba efectivamente la negativa influencia del desaparecido condado barcelonés y su bruta sociedad, donde se genera en paralelo, otras administraciones absolutamente necrosas para Aragón.

L

os “valores” que tenía el indigno rey, hay que rastrearlos desde su concepción que parte de un engaño. Su padre había repudiado a su madre, entre el clero y la Corte determinaron engañar a Pedro II para concebir con su legítima mujer y dejar un heredero. El 2 de febrero de 1208 nace Jaime, que no era ese, al parecer, su primer nombre sino Alfonso, siguiendo al onomástica familiar, según Salazar se colocaron 12 velas, la última en apagarse fue la de Santiago, Jacobo, en romance y de ahí Jaime, esto es más anecdótico que científico…pero queda bien. Surgió en el rey un rechazo absoluto hacia el inocente que, fue entregado al que más tarde sería su verdugo en 1213, para que, contrajera matrimonio con su hija Amicia; de su crianza en Monzón con su primo de su misma edad, Ramón Berenguer V, conde de Provenza, en manos de Mont-Rodon, al que se suma la impotencia de su temprano acceso al trono en manos de su tío abuelo el conde Sancho Raiumúndez, hermano de Alfonso II, que regía el reino preservando el derecho del niño ante los voraces vecinos y paisanos que deseaban ocupar su lugar. Tenía 6 años cuando fue jurado en las Cortes de Lérida en 1214, y en septiembre de 1218 en las mismas Cortes se le declara mayor de edad.

S

u temprana eclosión produjo sin la menor duda, un efecto contrario al que se supone debía ser su buena educación. Aprende rápido lo que se mueve en su entorno, sobre todo aquello que da poder, cuando es ejercido desde el poder; en esa sociedad donde todos son amigos o enemigos interesados, donde el honor es una falacia, es donde se le inculca voluntaria o involuntariamente, por activo y por pasivo, el máximo valor del que hará gala en toda su existencia ¡la traición! Tal vez no toda la culpa debiera recaer en el personaje y sí en el entorno influenciable, de ahí que quiero dejar claro que lo que critico no es la persona, (que con el bagaje que el tocó, mucho es que sobreviviera) sino sus actos y consecuencias. A su muerte aconseja a su heredero Pedro III, que preste oídos y haga caso a lo que le indiquen los oligarcas barceloneses, pues de ello depende la estabilidad del reino y el afianziamiento en su testa de la corona del reino. Pedro IV en su infancia es un magnífico ejemplo. Ya entonces se tenía que haber puesto orden entre judíos, moros y desechos periféricos sociales procedentes de todos los lugares de Europa concentrados en esa región. De nuevo la Historia como testigo fiel del paso del tiempo, demuestra que seguimos dándole vueltas a la perdiz.

Guardando un orden hablaremos someramente de los puntos relacionados con esta dama, protagonista del artículo.

J

aime I casado desde febrero de 1221 con Leonor de Castilla, a los 13 años de edad frente a su consorte de 30 años. Se divorcia, por oscuros motivos aun no suficientemente explicados, aunque al parecer se había encaprichado de una dama navarra, Dñª Teresa Gil de Vidaure. Pasando a la historia el de consanguineidad (parientes en 4º grado) del que apercibió el propio monarca, ¡a los 8 años de su matrimonio!. Para Miedes, el motivo principal fue el matrimonio en sí mismo, “por la imbecilidad del agente y ardor de la concupícencía ſin poderſe amatar”.Esto es cuestionable, ya había sido padre y al parecer mantenía relaciones con la Vidaure, que fue probablemente la causa de la ruptura.

E

n ese periodo de “soltería”, por espacio de seis años mantiene relaciones nunca bien vistas por la impoluta y fermentada iglesia católica, con la navarra comprometiendo su palabra de caballero con promesa de matrimonio para conseguir sus favores. Matrimonio que no llegó a efectuar hasta años después y por un tiempo efímero, impuesto por el papa de esa época Urbano IV y reiterado por Clemente IV. Con esta dama tiene dos hijos: Jaime, (1238/85) señor Jérica y Pedro, (1240/1318) señor de Ayerbe, nacidos en pleno matrimonio con Yolanda, que a pesar del estricto control que ejercia sobre su marido, no pudo evitar las viejas relaciones prematrimoniales. En un artículo de José Zalba “Una dama navarra, reina, esclava y ¿milagrosa?”, cree que Jaime conoció a esta dama en su segundo viaje a Navarra, tras la muerte de Yole, lo data a partir del 1254. Esto es rebatido por varios investigadores antiguos y contemporáneos, se cae por sí solo, a tenor de la fecha de nacimiento de sus vástagos reconocidos por Jaime, años más tarde. Miedes pone la guinda sobre la relación con Dñª Teresa, antes de su compromiso con Yole, habiéndole dado palabra de matrimonio a la primera que protestó por su incumplimiento ante el tétrico Gregorio IX, sin resultado alguno como se verá más adelante.

Y

olanda viene a casarse con Jaime I, por disposición del papa Gregorio IX que era el tutor de todas las princesas cristianas. Anulado el primer casamiento a petición del rey por razón de parentesco en 1229, al “percibirse” que el matrimonio con Leonor de Castilla, entre parientes no era legal, aunque sí legítimo, ¡eran primos! Se determinó que el rey debía contraer nuevas nupcias, “mantúvose libre por algún tiempo hasta que por mediación del papa Gregorio IX se le propuso el casamiento con doña Violante hija del rey de Hungría, Andrés II, el Jerosolimitano. Ajustáronse los tratos 20 de febrero de 1233 con los enviados húngaros que al efecto se presentaron en Barcelona”. En la corte papal, se temía que el solitario monarca, se casase con alguna princesa o dama de algún reino no controlado por estos sotaneros romanos, había tenido una oferta de Austria que fue rechazada, el peligro de “pasar” al lado ortodoxo era real y temido, sin contar con el acallamiento de los abundantes escarceos amorosos que gozaba el Sánchez con todo aquello que llevara faldas, al parecer poseía buena boca y no hacia ascos a nada.

E

ste “negocio matrimonial” de suspender a una y aprobar a otra, pasando por el incumplimiento de su juramento, trajo no pocas controversias entre la nobleza aragonesa que se veía en entredicho respecto de su honor y fama con los castellanos y navarros, lo que le supuso, ser huésped de la Torre de la Zuda (no sería la única ocasión) esto se repetiría, en otra fecha en compañía de Yolanda.

A

unque prometida tempranamente, el rey su padre pide información al papa de quién y cómo es el futuro marido de hija (?) Desclot enamorado platónicamente de su rey, pone en boca del romano las excelencias épicas de Jaime, y yo me pregunto ¿cómo se puede dar este caso después de tanto tiempo de relación? O ¿se hizo cuando el compromiso era todavía inseguro y fuera de toda “justicia divina y humana”?, o es otro invento de la renaixensa de adulterada documentación. De nuevo nos hallamos con la estulticia, la insana información y todo lo que se desee añadir.

S

egún la épica descripción de la crónica de Desclot, la contestación fue la siguiente: “es valiente, impulsivo, encantador, excelente luchador, es caritativo con las viudas, ayuda a los huérfanos, perseguidor de infieles. El hombre más guapo del mundo, un palmo por encima de los otros; de una figura proporcional y perfecta, cara ancha y quemada por el sol, ancho de hombros, con piernas largas y proporcionadas, de figura alta y esbelta, de dientes blancos, rubio de pelo y ojos negros. Querido por todas las mujeres”[1]. Este pasaje escrito en una pretendida lengua occitana, dice mucho de su autor o en caso de ser cierto, cosa de la que albergo razonable duda, expresiones puestas en boca de un individuo que apoyaba institucionalizando una incipiente y sanguinaria Inquisición que velaba por la pureza de la religión y el comportamiento “natural” de sus feligreses, por lo que es más que imposible que esas palabras las usara este individuo, lo que me empuja a creer que una vez más estos ejemplares renacentistas inclinaron la pluma tanto como el codo de la enfermiza mitomanía, hacia el lado que más les interesaba. De su lectura que, desde luego no fue así ni mucho menos, por pura lógica, se dice que Jolánt con semejante descripción ya vino enamorada del rey antes de verlo. El vender un producto a muy alto precio, sin saber su resultado, es algo arriesgado, pero en aquellos días la suerte era esa. Por su parte Jaime, quedó muy grato cuando vio a la que iba a ser su esposa, enamorándose de ella al verla; amor que crecía cada día más y más. Llegándolo a expresar, en el lenguaje oficial. Aunque para un obseso un palo con faldas causa el mismísimo efecto.

L

a descripción de esta mujer, la hace Miedes, dice que: “Era moça de XX años hermoſiſſima y que debaxo de tá(n)ta ſuauidad y alegria de roſtro repreſentaba ſu gran ſ’er y mageſtad Real[2]” [sic]. Este apologético autor, escribe su crónica den 1584, se puede decir que es la más historiada, salvando los errores naturales, hoy corregidos y consolidados. No existe retrato alguno de Jolánt y las informaciones de algunos de los decimonónicos archiveros del ACA, no me ofrecen garantía alguna de veracidad, entre otros motivos por su destructora trayectoria documental y porque no mencionan ninguna fuente donde pueda ser corroborada toda esa información que, los paniaguados han dado por buena.

C

ontrajo, a los 27 años segundo matrimonio con la princesa Jolánt de Hungría, de 20 abriles,  el 8 de septiembre de 1235. El rey de Aragón por el testamento de su primo Nuño Sánchez, heredó los condados de Rosellón y Cerdeña, siempre pertenecientes a la casa real de Aragón, así como Arán y Urgel, vinculados por matrimonios y pactos, y el vizcondado de Fenolleda, hoy Francia en el 1241. (Todo lo que los ignorantes reclaman como territorio “catalán”)

P

arece ser que la dote de esta mujer, fue de 10.000 marcos de plata y 200 de oro, para Miedes se cifra en: doze mil libras dc plata con otraſ mil q(ue) le pertenecían del dote de ſu madre. Y mas dozientas libras dc oro fino q(ue) le devia e1 Duque Auſtria: con cierta parte del Condado Namurs en Flá(n)des y otros logares aſsi en Francia y como cn Borgoña y Vngria que la madre le hauiá dexado en teſtamento…”[3] aunque nunca fueron pagados, además de su parte en: condados, señoríos, territorios en Francia, Hungría, etc. Se empleó mucha parafernalia en su casamiento, pero no trajo nada. Contó con un círculo familiar cercano donde abundaron las beatificaciones y canonizaciones. Si bien la Casa de Árpad húngara, ha sido la familia que más santos y beatos ha dado a la iglesia Católica, es importante precisar los casos más inmediatos a Jolánt. Por una parte su hermana mayor fue santa Isabel de Hungría. Igualmente las hijas de su hermano Bela IV, rey de Hungría fueron santas: Cunegunda de Polonia, santa Margarita de Hungría, la beata Jolánt de Polonia y Constanza de Hungría. Irónicamente el padre de Yolanda, el rey Andrés, fue excomulgado en dos ocasiones al no cumplir puntualmente las demandas papales de marcar a los judíos y de excluirlos de los cargos públicos, como se hizo costumbre durante el siglo XIII (paleonazismo?). De nuevo la sacrosanta iglesia, haciendo gala de su nefasta interpretación que emplean sus representantes con espurias y particulares aplicaciones sobre un supuesto dios bondadoso, justo y protector que ya desde nuestros orígenes nos condena a matarnos unos a otros y comernos a otros seres vivos para perpetuar este impuro y mutado género, al que llaman humano. Con esta plantilla de dioses a su favor Jolánt no debía tener problemas.

E

mpecemos por la primera incongruencia, la nuncupatio o el aliquid nomine (denominar por el nombre propio a las personas). Yole que es así con cuyo nombre fue bautizada en honor a su madre y así se recoge expresamente en los documentos de la época, también llamada Audreua[4], en honor a su padre, aparece inopinadamente como Violante solo en el territorio “catalán”[5] [sic] atribución en el mejor de los casos que obedece a un desliz verbal, como apunta Freud en sus “Actos Fallidos” en cuya clasificación consta el llamar a una persona por el nombre de otra. Los actos fallidos son aquellos en los que algún mecanismo físico experimenta un fallo evidente. Según Freud se rigen por dos principios: el primero es que tienen sentido y el segundo que al ser actos psíquicos tienen una intención. Son en realidad pequeños síntomas de problemas psíquicos que se manifiestan en personas mentalmente sanas.  Las personas que cometen estos actos no les encuentran sentido, y los achacan a una falta de atención o equivocación involuntaria, pero en realidad corresponden a motivaciones firmemente arraigadas en el inconsciente. En definitiva, desde el punto de vista del psicoanálisis, el acto fallido es un acto psíquico completo, intencionado, dado el carácter de sus inventores se les puede adjudicar sin rubor algunas ciertas patologías dignas de estudio a tenor de la definición del padre del Psicoanálisis, así que yo haré referencia en exclusiva a su nombre de pila como Yole, lo de Violante quedará como algo anecdótico y fuera de contexto.

D

e la reina de nombre  “transmutado”, se sabe poco o muy poco que sea fiable sobre ella, lo único viene de la mano del Próspero Bofarull, militante del primer periodo “renacentista catalán (?)”. Sujeto tildado justamente de manipulador, destructor tergiversador entre otros adornos por su “impecable trabajo” en el ACA, durante y después de su paso por el mismo.

N

o se tiene con certeza el año de su nacimiento, se cree que pudo ser en 1219 en Ciudad Alba. Otros historiadores datan y ubican el nacimiento de Jolánt de Hungría, (Magyarországi Jolánt), en Estrigonia (Hungría), aproximadamente en 1215, acabando supuestamente sus días en Huesca en octubre de 1251. Hija del rey Andrés II de Hungría, y hermana por parte de padre, de Santa Isabel de Hungría, que tantos milagros se le atribuyen en Alemania. Recibió una estricta educación francesa, de su madre Yolanda de Courtenay. Con apenas 13 años, (1228) se arregló su matrimonio con el rey de Aragón. El viaje hasta Barcelona, duró más de dos meses. No hay constancia de donde se vieron por primera vez, ni donde la recibió Jaime. La boda se celebró en la fecha antes mencionada, en la catedral de Barcelona, casi inmediatamente después de llegar a la ciudad. Este dato lo aportan varios autores de prestigio. Para el genealogista británico Charles Cawley, miembro como el que suscribe de la FMG (Foundation for Medival Genealogy) con base en la universidad de Cambridge, asegura que la boda se llevó a cabo en Barcelona en la misma fecha[6]

A

lgún que otro cronista de escasa fiabilidad, pues uno investiga y los otros reproducen, dice que Yole, optó por el cambio de su nombre, sin aportación de más datos ya sean fuentes primigenias o autores, curiosamente eso solo se dio en la hoy Cataluña, pues en el resto de archivos europeos, ni en estos pagos, existe el nombre propio de Violante para esa época; así su madre en los archivos franceses es denominada Yolanda de Courtenay, no Violante como consta en los cuestionados de esa región y los de su influencia. Qué motivos iba a impulsar a esta mujer a desprenderse alegremente de los nombres de su padre y madre (en todos y cada uno de los documentos conservados figura su nombre auténtico), y de sus rasgos de identidad como princesa de una de las familias de más abolengo de Europa. ¿Que podría inducirle a cambiar el nombre?, ¿Qué conseguía con eso? tema sin duda para profundizar y en este caso hipotetizar con la lógica siempre presente, dada la escasez de fuentes y de las pocas que viniendo de donde vienen deben ser tomadas con un exquisito y necesario caute lima.

D

e los momentos más importantes en la vida de una reina tan influyente como fue Yole, tuvo que haber sobrada documentación, pero ¡no hay nada! Absolutamente nada de los momentos cruciales, como puede ser su arribada a Aragón, su nacimiento, su matrimonio, su defunción, su fosa primitiva si no damos por buena la de Vallbona y un muy largo etc., datos que hubieron de ser recogidos forzosamente por los escribanos de la fecha, como asegura Miedes en su trabajo. De su relevante y determinante influencia fatalmente importante, solo ha quedado aquello que desdice el nefasto influjo que ejerció sobre Jaime, que en mala hora ciñó corona, con consecuencias necrosas para el reino. Al parecer los “únicos” documentos que existen de ella tienen su acomodo precisamente en el ACA, concretamente en el archivo de su marido Jaime I. Solo sabemos aquello que nos han querido transmitir los tergiversadores del archivo real, depositado en Barcelona.

P

ara poder reconstruir parte de su biografía necesitaríamos esos documentos o trozos de esos soportes en los que se pudieran poner en práctica las técnicas científicas que ofrecieran los secretos ocultos de esa reina; conocimientos para desliar y dar respuestas a tantas preguntas que hoy son fantasía. De esos trozos de soporte que contuvieran esa información en su fragmentación no serían accesibles directamente, hay que someterlos a un procedimiento específico para que transmitan la información, recurriendo para ello a las ciencias auxiliares. Sin ellos no hacemos nada, y de haberlos…como las meigas…los hubo, ¿por qué no se han conservado? El Stemma Codicum es el árbol genealógico de los códices. El método del filólogo, es otro elemento auxiliar de la historia que tiene mucho que decir, realiza la transmisión textual, estudiando los medios a través de los cuales, los textos clásicos y latinos se han transmitido desde la antigüedad a través de la Edad Media hasta el presente, influyendo para ello el tipo de soporte.

P

ocas reinas hacen honor a su condición, pero esta pasará a la historia por ser la precursora de haber desgajado el Reino de Aragón, aunque este es un proceso que hay que rastrearlo desde los tiempos del impropio Ramiro, mal llamado II, y sí muy bien, el monje. Mujer justificadamente ambiciosa, fue la inspiradora de las felonías al reino de Aragón, de su esposo y la responsable de la creación de falencias de ese conglomerado de administraciones independientes que realmente nunca lo fueron, pero que, respondía puntualmente a sus pretensiones. Quería un reino, para cada hijo que traía al mundo. De aquellos barros, estos lodos. Pleonasmo obligado y por cierto muy austero.

Jolánt, resultó ser una mujer muy fértil. Y para cada hijo que paría, venía con reino o señorío propio debajo del brazo. Era inteligente, fría y muy calculadora y allá donde iba su marido, ella lo seguía. Impulsó de forma decisiva la conquista de la Taifa de Balansiya (Valencia) de Zeit-Abu-Zeit, destronado en 1238 por el nieto del rey Lobo, Zayan Ibn Mardanish, que encabezaba el descontento general por los pactos de éste con Jaime. Participó activamente en la política real.

F

ue acogida con cariño, por la oligarquía barcelonesa, donde esperaban mucho más de lo que les repartió, deseaban que la división del Reino de Aragón hubiese engrandecido mucho más, al Condado. La oligarquía barcelonesa, concedía a esta mujer todo aquello que ella pidiese, de una forma o de otra remaban en el mismo barco y en la misma dirección que no competía la una de la otra. Mientras unos ponen el dinero, la otra la cornucopia de la abundancia, en esta ocasión prolífica en hijos a los que había que dotar, la división siempre buena para estos sectores jugaba en su favor; su Barcelona sería lo que pretendieron, la nueva e impropia sede donde los reyes de Aragón que no aragoneses, habían trasladado su residencia y con ellos la sumisión a los dictados oligarcas y financieros de la comercial Barcelona. A cada hijo parido, nuevo testamento con merma territorial del reino y crecimiento de la sede real. Las constituciones de paz y tregua creadas en un principio para establecer días de paz entre cristianos y sus luchas, pasaron a ser la puntilla que acabó con el aun potente y respetado reino, en la última, se le cercenó de un solo tajo su salida al mar por la zona “fronteriza” de Castellón y Tarragona, pero este es otro tema.

S

obra decir que gastaba el dinero con mucha alegría, basta con echar un vistazo a los archivos y leer lo siguiente:

 El 20 de febrero de 1241 en la ciudad de Gerona, la reina Violante firma albarán a favor de Romeo Durfort en que especifica que, añadiendo un albarán firmado por ella misma de mil ochocientos once sueldos, tres dinero y grano de arena, y otro albarán firmado por el rey, éste ha tomado y comprado a crédito una serie de vestimentas para la soberana y la gente de su servicio -que se detallen- y que han costado un total de tres mil cuatrocientos ochenta y cinco sueldos, nuevo dinero y grano de arena barceloneses, asignándole los ingresos la alcaldía de Barcelona y de otras bailías adscritas a fin de recobrar esa cantidad.

Noverint  universi  quod  nos  Yoles,  Dei  gracia  regina  Aragonum,  Mayoricarum  et Valencie, comitissa Barchinone et Urgelli et domina Montispesulani, cum hoc presenti albarano profitemur et in veritate recognoscimus tibi fideli nostro Romeo Durfort quod, ultra albaranum quod tibi fecimus in Barchinona, quod est septem mille et octingentis undecim solidos et tres denarios et obolo, et ultra albaranum quod dominus rex tibi fecit modo in Gerunda, credidisti nobis et manus levavisti vestes inferius notatas:

Primo  dedisti  pro  nobis  Garico  duas  canas  et  tres  palmos  de  panno  de  prunis,  que costiterunt triginta unum solidos.

Item tunicam de prosseto rubeo ad opus nostri, que costitit octuaginta sex solidos et

medium.

Item  dedisti  pro  nobis  in  vestibus  magister  Gozalbis  centum  septem  solidos  et médium.

Item in vestits Arnaldi de Montecateno et .J. del Palafre, nonaginta octo octo solidos et médium.

Item pro  vestibus  Simonini  et  cuiusdam  alii  de  camera  nostra,  centum  undecim solidos et tres denarios.

Item in vestibus Petri, mayordomo, centum nonaginta octo solidos.

Item in vestibus Petri Cope, triginta tres solidos.

Item in vestibus Garcie Arnaldi, argentario nostro, centum triginta solidos.

Item in vestibus magistri de Sanzo, centum septuaginta novem solidos et medium.

Item in vestibus Lavanerie, triginta solidos.

Item in vestibus Torrioni, cuzinerio, centum solidos.Item in vestibus de Prince, centum sexaginta solidos.

Item  ad  opus  abbate  de  Minoretis  duas  canas  panni  Narbone,  que  costiterunt  sex decim solidos.

Item tunicam de prosseto rubeo Xanxe Periz, que costitit octuaginta duos solidos et

octo denarios.

Item in vestibus Benedicti, diachoni nostri, centum sexaginta solidos.

Item  in  vestibus  Eximini  de  Luna,  mayordomus  nostri,  trescentos  sex  solidos  et

medium.

Item in vestibus Adus, portaterii nostri, centum solidos.

Item  aliam  tunicam  de  prosseto  rubeo  ad  opus  nostri  que  costitit  octuaginta  tres

solidos et sex denarios.

Item dedisti in viginti quatuor canes staminis fortis darraz ad opus magistri de Samzo,

ducentos sexaginta quatuor solidos.

Item in vestibus Guillemini, centum septuaginta solidos.

Item in vestibus Alamanyoni de Exemeno de Luna, octuaginta quinque solidos.

Item in vestibus Johannis Aviego, quadraginta quatuor solidos.

Item in vestibus Andree, cuzinerio, quadraginta quatuor solidos.

Item in vestibus Pereconi, porterii, quadraginta quinque solidos et medium.

Item in vestibus Raimundi de Ungria, centum quadraginta quinque solidos.

Item in vestibus Johannis Lopiz, nonaginta solidos.

Item in vestibus Bartolomei centum quinquaginta solidos.

Item in vestibus Ademarii, centum quinquaginta solidos.

Item in vestibus filii nutrice sexdecim solidos, et fuit tantum unam pennam.

Item in vestibus duorum hominum de cuzina, quinquaginta duos solidos et medium.

Item in vestibus filii nostri nonaginta octo solidos.

Item in vestibus filie de na Jacometa, septuaginta duos solidos.

Item in vestibus Geraldi, nuncii Bartolomei, quadraginta sex solidos.

Et sic est summa  omnium dictarum vestium tria  mille et quadringentos  octuaginta quinque solidos et novem denarios et obolo Barchinone, quos tibi debere confitemur.

Et assignamus eos tibi et cui volueris  habendos aplenarie recuperandos in  omnibus exitibus, redditibus ac proventibus bajulie Barchinone et aliarum bajuliarum ad eandem pertinente vel saltim solvere que hora volueritis.

Datum Gerunde decimo kalendas marcii anno Domini .Mº.CCº. quadragesimo.

Sig+num  Radulphi  Lemosini,  illustris  domine  regine  Aragonum  dicti  quondam”

Datos tomados de archivo virtual de Jaime I de Castellón, ejem, ejem, ejem.

E

sta reina, a diferencia, de la época, compartía de forma más que interesada las preocupaciones de su esposo, iba con él a la guerra y tomaba decisiones en su ausencia. Esta no lo dejaba ni a sol ni a sombra, sabiendo su condición de obseso, no quería correr el riesgo de Leonor, conocedora de su debilidad por las faldas y el consiguiente peligro de su alejamiento en favor de la Vidaure, siempre atenta. Sabedora de esa peculiaridad, supo sacar buen provecho de ella, aliada por la siempre mano negra financiera y comercial barcelonesa; en manos de ambos, Jaime, no era otra cosa que un muñeco de trapo que se “realizaba” como rey fuera de las alcobas y los prestamistas. De esas alcobas de legítimos tálamos, surgió reinos, condados, y señoríos titulados pora su progenie. En quince años, tuvo 9 hijos, trayéndolos al mundo, en ocasiones en tiendas. Se dice que el monarca disfrutaba mucho de la compañía de su mujer. Según la crónica Real, había entre ellos muestras de cariño, se mostraban muy alegres y el rey comía siempre que podía con su esposa, en sus aposentos.

A

nte la espinosa relación de su esposo con el poderoso noble Don Blasco de Alagón, conquistador de Morella, para apaciguar tensiones que a ella no le convenía, devuelve las dehesas que su marido se había reservado cuando se vio obligado a ceder al de Alagón, la vitalicia gobernación de la ciudad y su entorno, intentando paliar el acto de vileza con el cual sustrajo con malas artes a Don Blasco, la plaza legítimamente ganada. Días antes le concedía por escrito, la propiedad de todo lo que le pudiera conquistar a los moros, pero de nuevo una traición en esta ocasión de un vasallo del de Alagón, llamado Hernando Diez de Aux, felón al uso, dio motivos para demostrar quién era realmente el que en mala hora ciñó corona. Estas ratas sobreviven en cualquier situación, un rey, un buen rey, lo hubiera ejecutado al instante…Jaime, no, al fin y al cabo, ambos, eran de la misma ralea.

Me he permitido insertar el escrito fechado en Barcelona el 10 de enero de 1242 en el que consta la donación al Consejo municipal de Morella, las dehesas de la Vallivana y Salvasoria, documento que se puede consultar en el archivo municipal de Cintorres, en su libro de Privilegios

“Manifestum sit omnibus, quod nos Yoles Dei gratia regina Aragonum, Maioricarum et Valentie, comitisa Barchinone et Urgelli et domina Montispesulani, damus, concedimus et laudamus vobis, populatoribus de Morella et de termino ipsius, presentibus et futuris, pro vedato seu devesa, totum illum montem qui vocantur Vallivana et Salvasoria, sicut afrontatur ex prima  parte cum termino de Catin et ex secunda cum termino de Aras, et ex tertia parte cum serra de Vallibona, et de quarta parte sicut aque labuntur circa dictum terminum.

Predictum itaque montem, cum suis introitibus et exitibus, ingresibus et regresibus, aquis, pascuis, venationibus et pertinentibus universis, damus et concedimus vobis, dictis populatoribus, liberum et franchum, ad vestras vestrorumque proprias voluntates.

Mandamus igitur firmiter et stricte, quod nullus homo preter vos, dictos populatores, audeat vel presumat incidere ligna, cremare, venare vel pascere in dicta devesa vel termino eius, sicut in predictis affrontationibus continetur.” Omito el estatocolo.

Otra prueba es la sentencia arbitral de 24 de febrero de 1249, para resolver las diferencias entre Jaime I y el infante Pedro de Portugal sobre determinadas posesiones y derechos del segundo. Documento del ACA, que copio a continuación:

“Controversia  vertebatur  inter  dominum  Jacobum,  Dei  gracia  regem  Aragonum,  et dominum Petrum infantem Portugalie, super expulsionem sarracenorum de Muroveteri, et  de  Almenara,  et  de  Sogorb,  et  de  Castellione  Burriane,  et  super  populacionem dictorum  locorum,  ac  super  quodam  summa  pecunie  quam  dictus  infans  repetebat occasione  predictorum  castrorum  ab  ipso  domino  rege;  tandem  compromisserunt  in dominam  Yoles,  illustrem  reginam  Aragonum,  promittentes  stare  dicto  et  voluntati eiusdem, super questionibus memoratis.

Nos  itaque,  domina  Yoles  regina  Aragonum,  auditis  racionibus  utriusque  partis,  de  voluntate  parcium  et  asensu,  habito  consilio  venerabilium  Petri,  archiepiscopo

Terrachone,  et  fratre  A.  Valentino  episcopi,  et  Eximini  Petri,  et  aliorum  sapientium, dicimus  quod  dominus  rex  donet  infanti  predicto  decem  milia  solidorum regalium;  et  quod  dum  presens  guerra  sarracenorum  locorum  circunstancium  Murumveterem, Segorbium  et  Almenaram  duraverit,  teneatur  dominus  rex  in  expensis  suis  custodire frontarias predictorum castrorum, et providere in castro de Muroveteri XLV hominibus, et in castro de Almenara XXXV hominibus, et in castro de Sogorb XXXV hominibus, et in castro de Castellione V hominibus, quos dictus infans de sua familia vel aliunde ad predictorum castrorum custodiam duxerit statuentos.

Item,  dicimus  quod  non  obstante  quod  in  instrumentis  concambii  que  sunt  inter

dominum regem et infantem contineatur, quod ipse infans possit disponere et ordinare

de  possessionibus  ipsorum  castrorum,  predictus  infans  observet  et  ratum  habeat

populacionem  quam  dominus  rex  fecit  in  predictis  locis,  et  instrumenta  inde  confecta firmet  vel  alia  de  novo  faciat,  si  fuerit  requisitus,  nisi  aliqua  essent  facta  in  ipsa populacione que digna essent retractacione, et talia si essent, dicimus quod dictus infans revocare ea possit de nostro consilio et assensu.

Instrumenta  tamen  que  sunt  inter  dominum  regem  et  ipsum  infantem,  alias  in  sua perpetuo  firmitate  permaneant,  ita  quod  ex  hiis  que  acta  sunt  eisdem  instrumentis  in aliquo nullatenus derogetur.

Item, dicimus quod dictus infans non teneatur servire domino regi per annum istum,

pro eo quod pro ipso tenet in campo vel in civitate Terrachone.

Actum est hoc VI kalendas marcii anno Domini M. CC. XL. octavo.

Presentibus archiepiscopo, episcopo, et Eximino Petri, supradictis. Et Petro Cornelii,

et  Guillelmo  de  Montecateno,  et  Stephano  Petri,  et  Eximeno  Petri  de  Pinna,  Petro Nuniz, et Guillermo Scribe, et Guillelmo de Bello Loco, notario domini regis.”

S

e implicó sobre todo en las particiones de la herencia que quedarían a los hijos que tuvo con el rey, con los movimientos de fronteras salidas de las Constituciones de Paz y Tregua, nacidas con principios más nobles que la sustracción territorial de un reino, realizadas a espaldas de Aragón y sus intereses, o en su presencia, cuando contaba con el asentimiento de una nobleza traidora a sus principios y tradiciones.

D

esde el primer instante supo donde se hallaba su enemigo, no era otro que Alfonso de Aragón hijo del primer matrimonio con Leonor de Castilla y legítimo heredero del reino (obolorio). Siempre trató de enemistar padre y primogénito, la prematura, oportuna, interesada y oscura muerte de éste, deja la puerta libre para una investigación más exhaustiva que las llevadas a cabo hasta ahora, donde esclarecería esa muerte del heredero a todas luces provocada. La mano de Jolánt se nota, se percibe como una pesada maza, esa mano que mueve las intrigas que llevarán a la tumba al joven Alfonso. Historiadores honrados, amantes de la profesión más que de su bolsillo, aclararan este y otros puntos de nuestra historia, cosa nada fácil dado a lo que se tiene que enfrentar, poder, ignorancia, dinero, política, influencias negras, y un largo etc.

 Vide: www.historicumstudiaragonum.es/?p=1021#more-1021

C

on motivo de las detracciones territoriales en la conquista de Valencia, en su mayor parte aragonesa, (tanto de este como del otro lado de la cordillera) debía repartirse por caballerías como era costumbre y no la creación de un nuevo reino para dar albergue a una corona en la persona de los hijos de la húngara, que legítimamente luchaba por su futuro. Un caso curioso y muy particular que engorda el concepto esquirol y traicionero del dicho Jaime, fue sin duda el otorgamiento de los Fueros a Valencia, promulgados en el 1261 ¡¡a los 23 años de su conquista!!

L

os aragoneses, expusieron al Consejo sus argumentos del por qué los fueros debían ser redactados en lengua aragonesa y no en la burda lemosina, que se platicaba en los condados orientales del reino. Tanto en Aragón que se hablaba la lengua culta romance como en Bearne y la Guiayna se comunicaban en occitano que es lo mismo que decir el romance francés. Ambas lenguas desechaban de plano el oscuro y grosero dialecto lemosín al que identificaban peyorativamente con la caldea. El felón argumenta: que era su lengua materna; que era su derecho de conquista y que deseaba escribir esos fueros en otra que no fuera la lengua romana, como se hacía habitualmente; además, obtusamente, añade, que por participación en la conquista se debía hacer en lemosín, pues entre estos y los de la Guiayna habían resultado ser el doble que los aragoneses (?) “Pues se hallava aver sido doblada la gente y exercito de los Catalanes con los de Guiayna que siguieron al Rey en la conquista y poblacion de Valencia, que la de Aragoneses y de otras partes[7]”.¡Insólito! o Miedes tenía escaso conocimiento geográfico o sus fuentes procedían de esa región española, que va a ser eso o el felón era el ignorante, o quizás ni lo uno ni lo otro, sino todo lo contrario, puede ser el resultado de un “tojunto” manchego.

E

l caso es que el nuevo reino al principio se regía por un conglomerado de normas y fueros en sus poblaciones, todas a Fueros de Zaragoza por ser sus conquistadores de esa zona, Burriana, tiene Fueros de Zaragoza, como Morella, Benicarló, Vinaroz, Almazora, y un largo etc. Cuando se realizaba por las Órdenes militares se regulaba por las Costums de Lérida que era lo mismo que por los usos de Aragón, puesto que, esa zona antes de la detracción, en aquellos tiempos era de tierra y gentes aragonesas (hay quién errónea e interesadamente lo incluye en un inexistente derecho local catalán, otra gratuidad de estos personajes que no cejan de expandir sus propias quimeras sin fundamento jurídico alguno); otras se respetaba la ley islámica a la que se denominaba de mudéjares (árabes en tierras cristianas en contraposición a los mozárabes que era justo lo contrario) su denominación es muy variada observamos, costums, fueros y algún apelativo más de escasa entidad como leyes y usos. Estos Fueros se redactaban en latín tal y como estaban en su origen de donde provenían los aragoneses y de las órdenes militares. El nuevo fuero valenciano hacía referencia al derecho romano y al visigodo, y los tristemente famosos usatges de Barcelona que los juristas habían recobrado para servir al intrigante. Estos textos legales por las que se aplicarían a partir de ahora a las ciudades que jurídicamente quedaban establecidas favorecían al rey, como se puede desprender fácilmente de sus orígenes (romano y visigodo) que se veía apoyado por las oligarquías locales, la más poderosa la de Barcelona pues controlaban a los reyes a su antojo en claro detrimento de las leyes y fueros de Aragón, que era justamente lo contrario, fueros que dicho sea de paso también el felón los modificó con el de famoso Vidal Canellas, implantando la espuria en el sistema jurídico aragonés, nunca aceptado por el reino y nobleza aragonesa que prefería los ancestrales de Jaca y Sobrarbe, donde sus libertades y derechos estaban preservados en contraposición al desafuero que el felón introdujo en el sistema jurídico aragonés, para prueba de sus preferencias un botón, en esta pretendida compilación es la primera vez que se representan  las barras aragonesas en horizontal.

E

n fin, el resultado es que volvemos de nuevo al pleonasmo obligado de aquellos barros estos lodos. Como la investigación da sus frutos y con ellos se generan hipótesis, yo creo que fue más por miedo a otro Aragón con el que jamás se llevó bien ya aquí se sometía a las leyes del reino y en los condados y tierras acaptas era el supremo. Tal vez no le gustaba que pudiera ser llevado y cuestionado en tribunales que un tal Justicia de Aragón, le podía exigir al ser reclamado por cualquier hombre libre del reino, eso y no otra razón, me lleva a pensar que el desleal huía de todo aquello que no podía controlar y cuestionaba sus desafueros para con gentes y tierras. Fue otra cesión del villano a Barcelona y su reina, sus amos, no mucho más tarde vendría como se verá más adelante la repoblación con gente exclusivamente de Barcelona.

L

a verdadera excusa del aleve para no acceder a la justa petición aragonesa, hipotetizando, muy bien pudo empezar así: tras varias cuestaciones de los conquistadores aragoneses al Consejo con sus correspondientes aplazamientos por parte de éste, para dotar al nuevo territorio de unos Fueros a usos y costumbres aragonesas como se venían otorgando y de ello hay tantas muestras como zonas ocupadas. Llega el momento idóneo, la boda de Alfonso, que hasta ahora y a pesar de sus 32 años, le había sido negada por su padre, éste acepta y lo casa con una dama de su elección y total servilismo. Asesinado supuestamente envenenado, el heredero legítimo Alfonso al que Yole, durante toda su vida se dedicó a la malquerencia entre padre e hijo, muere en 23 de marzo 1260, por la tácita mano de su padre a través de su reciente esposa Constanza de Moncada, hija de Gastón VII de Bearn. “…Doña Coſtança fue trayda de Bearne muy acompañada dela familia y linage de los Moncada, a la ciudad de Calatayud dóndc las bodas que en muy breue ſe hizieron quiſo la deſgracia que muy mas en breue ſe deshizieſſen. Porque apenas ſe cumplieron los dias de la fieſta y bodas cuando el Principe de muy descontento y quebrantado de eſpiritu por verſe en tanta de ſu padre y aborrecimiento dc ſ’us hermanos, que ſe eſcuſaron todos de hallarſe en ſus bodas, adolecio de tan cruel cnfermedad fin poderle hallar remedio alguno los Medicos que ſecandole la triſteza con muy grande dolor y lagrimas de muchos paſſo de ſta vida fin dexar hijos ni aun hacer teſtamento…”.[8]

E

sta “casualidad” allanaba mucho el camino para crear lo que de otra manera no hubiera sido posible. Ya llevaban mucho tiempo de conflicto padre e hijo por mor de la destrucción del obolorio (títulos, tierras y señoríos) que le correspondía íntegramente al heredero y que debía recibir como su padre la recibió en su momento. Éste, Alfonso, no permitía tamaña ofensa al reino, como tampoco lo aceptó más tarde su agnado Pedro, que recreó la situación provocada por sus padres en el repartimiento del obolorio. Una vez suprimido el legítimo heredero del reino y sus derechos, el resto no presentaba ningún problema, realmente no fue así, aunque no llegó a lo que hubiese sido con la herencia del asesinado. Este puede ser el verdadero motivo de la prematura e instantánea muerte de Alfonso que dejaba expedito el camino hacia los deseos de Yole y la tranquilidad del badulaque que en breve tiempo procedió a desmantelar la capital del reino iniciando el traslado de los archivos, sede y todo lo que correspondía a éste, a la ciudad de Barcelona, desde donde a partir de entonces, todo lo relacionado al reino y sus múltiples posesiones se gestionaba desde allí por los oligarcas barceloneses, que mantenían al uso de la centuria a los mequetrefes posteriores, a pesar de todo, seguían viniendo a Zaragoza a coronarse de lo contrario no lo hubieran sido nunca. La separación definitiva  del reino y el condado en dos entidades con derecho propio y Cortes diferentes después de llevar casi cien años inserto en el reino, destruyendo el sistema patrimonial que había heredado y debía mantener para su sucesor. La expansión territorial con creación de reinos vacíos que nunca dispusieron de un rey propio como Mallorca y Valencia, lo único que deseaba era no ser controlado por fueros como el aragonés que limitaba su poder, acabó con las aspiraciones del reino en beneficio de sus amos, lo convierten en un ser despreciable para Aragón.

E

s a partir de entonces cuando el Consejo tras las repetidas e insistentes reclamaciones aragonesas da el carpetazo al estilo de su amo, como no podía ser de otra manera y redacta los Fueros a su modo en claro desprecio y temor al reino, pues la inmensa mayoría de las ciudades importantes estaban a Fueros de Aragón (Furs d´Arago en lengua vernácula). El rechazo unánime hizo que a la jura de los furs no asistiera ninguna de las ciudades más importantes de fuero aragonés: Morella, Vinaroz, Burriana, Játiva, Segorbe… que lo mantuvo hasta más o menos el 1995, por no hablar de Silla, etc., declinaron la invitación del rey por hallarla a contrafuero quedando establecida la nueva norma para todo el nuevo reino, en las definitivas Cortes de 1271, realmente Jaime temía y despreciaba su cuna, los hombres libres de estas tierras suponían un peligro para este impropio, nunca unas sábanas dieron tanto fruto.

L

a sola inclusión del vocablo “catalanes” (según Miedes) ya define y recrea claramente la manipulación documental, pues ayer y hoy, es imposible usar una palabra para definir un concepto que todavía no existe, máxime cuando tanto territorial como jurídicamente había pasado a engrosar títulos y propiedades del obolorio aragonés, y por ende, ya no existía como tal ente, a menos que, naturalmente, este personaje tuviese visiones sibilinas. “Cataluña” es un invento ex novo que para nada se rastrea en esa época, cuando consta en documentos de este rey, son manipulaciones ciertas reconocidas recientemente con al excusa de aclaraciones a indoctos, es un anacronismo que afea a los profesionales que lo usan para esas fechas, con su uso muestran su espesa ignorancia. Según los estudios actuales la presencia del condado barcelonés en la conquista fue ínfima, contando los muevesillas que siempre acompañan al rey.

C

reo recordar que en la Edad Media y en territorio francés aunque con incursiones en el peninsular hubo una región que se denominaba así, Guiayna (la actual Aquitania) aún más situada en el norte de las vascongadas con apoderamiento de las tierras de esa cultura en el país vecino esta Guiayna recreaba su capital en Burdeos. Los lingüistas, los más aceptables, dicen que incluso se extendía por el Languedoc, (Limoges, Perigord, Gascuña,) es una lengua occitana con límites bien definidos que nunca sobrepasaron las tierras pirenaicas de Aragón, nunca llegaron a los condados de la marca en su medio y extremo oriental y supone el origen del aragonés en cuanto a lengua y etnia se refiere, el Patués y tal vez el Aranés, sea una reminiscencia que queda de él. Este territorio bajo la égida de Inglaterra sufrió los avatares históricos que esa unión les deparó, siendo actualmente un concepto con heredades, pero que no existe ni jurídica, ni territorialmente ni tan siquiera como sociedad unificada.

mapa de Europa en el siglo XIII copia
V

eamos que dicen algunos profesionales de este territorio:

José Luis Orella Unzúe[9], pone en boca de Garibay la concordancia que existe entre Guipúzcoa y Guiayna, que considera el mismo territorio y lengua, a un lado y otro de los Pirineos solo separado por el río Bidasoa. Estas afirmaciones decimonónicas no son compartidas en la actualidad por Luis Michelena, siguiendo Azcue, empero, transcribiendo un párrafo del magnífico trabajo de Santiago Leoné Puncel[10], nos ilustra sobre el término etimológico, geográfico y cultural: “Sin embargo, no puede decirse que ninguno de los dos participe del cantabrismo, que se estaría elaborando precisamente en esos comienzos del siglo XVI. Koldo Larrañaga distingue, muy acertadamente a mi entender, entre la mera identificación de Navarra con Cantabria o la mención de cántabros en su territorio (que encontramos ya en el siglo XII) y el cantabrismo (véase LARRAÑAGA, K, Cantabrismo, p. 12). GÓNGORA Y TORREBLANCA, Historia apologética, lib. III, cap. I, f. 43v, cita un Eudón, duque de Cantabria, al que SANDOVAL, Catálogo, f. 17r, hace duque de “Guiayna”, es decir, de Guyena o Aquitania. Quizá habría que entender, cuando Alvear y Ávalos de la Piscina hablan de cántabros o de los duques de Cantabria, que se están refiriendo a los godos del sur de Francia y, por tanto, reforzando el esquema goticista en el que escriben sus textos. Hacer a García Jiménez duque de Cantabria y godo, como hace Ávalos de la Piscina, sería una especie de pleonasmo, ambos términos se reforzarían mutuamente.” Para mayor abundamiento, si cabe, Fernando de Arvizu[11] y cito textualmente: en ella (bula papal) debía excomulgarse a quienes fuesen pagados por los franceses en servicio de Francia y a quienes atacasen a los ejércitos ingleses y españoles que iban a entrar por Guyena. Así se lograría que los pueblos y los reyes de Navarra, por temor a las censuras, no ayudasen a Francia”. Bien para muestra un botón, a quién se refería el rey cuando hablaba de Guiayna ¿a Navarra?, a ¿Aquitania?, ¿a quién si es que los falsificadores documentales lo sabían? Ni que decir tiene que estas regiones aquitanas son madres de Aragón, pues su cuna se halla precisamente entre esas comunidades, Bearne es el mayor y mejor ejemplo, por no poner otros. Se documenta la presencia de navarros en la conquista de Valencia, como de francos, como de otros condados dependientes del reino de Aragón, hoy en territorio catalán, algunos de ellos independientes (Urgel), ¿es a ellos a los que se refiere Jaime cuando dice “y de otras partes”? De ser cierto lo que nos transmite Miedes, la conquista de Valencia fue “catalana” y aquitana, tamaña barbaridad solo se puede explicar en base a la ignorancia suprema del autor del escrito si es que fue así el original que yo lo dudo mucho. En definitiva, a qué o quiénes se refería el mequetrefe, si es que es cierto lo que Miedes pone en su boca; está claro que hay algo que no encaja y eso nos lleva de nuevo al caute lima sobre ciertos archivos catalanes, desgraciadamente en estos temas se sitúan en las antípodas de la legitimidad y por tanto de la credibilidad.

C

uando la sociedad académica deje ser paniguada del fáctico poder que emana desde estos lugares y los arrinconen como lo que son, entonces y solo entonces, serán libres para denunciar a los autores de la barbarie y mostrar su más solemne repulsa para los delincuentes renacentistas que mutilaron la historia documental, como otros más recientemente, radicales de izquierda hoy de nuevo intentando destruir España, quemaron importantísimos archivos en el 36, ambos, unos y otros, no deberían tener cabida en un país civilizado.

E

ste veto tácito sobre el lemosín siempre se mantuvo y mantiene en tierras hispanas, donde sus parlantes buscando legitimidad de ese dialecto para elevarlo a idioma, no les importa medrar hasta lo infinito implicando a gentes como Raimundo Lull, conocido en su tiempo por los apodos de Arabicus Christianus y Doctore Inspiratus al que consideran ¡¡¡PADRE DEL CATALAN!!! De exabruptos como este se llena sus páginas, no se les puede negar el tesón a través de los siglos de esa falsa supervivencia que en su esquizofrenia demuestran. Han empleado y emplean ingentes cantidades de dinero para conseguir su objetivo, haya sido a través de pagar bolsillos agradecidos que reconociesen lo que nunca fueron y nunca serán. Construyen gigantes de acero con pies de barro. Lull solo estuvo una vez en Barcelona, consideraba el mallorquín (que repito no catalán pues entre otras cosas no existía en esos días) ese tipo de lengua caldea. Para comunicarse usaba el latín, el árabe o el romance…las lenguas cultas, según su propia versión. ¡¡Vivir para ver!! Jaime fue con diferencia de otros el peor rey de Aragón, superando incluso a su descendiente Pedro IV. Paradójicamente, Aragón es un reino muy parecido al de España, la desaparición de su último rey aragonés Alfonso I, abocó al reino a la destrucción, así pasó con Fernando II de Aragón último rey español, su grandeza habla por sí solo…pero como vengo diciendo estas son otras historias.

Y

olanda tenía un gran poder sobre Jaime, sacado de entre las sabanas. A ella se le debe, que Valencia no fuese entregada después de la batalla a sus hombres, como era normal hacer, conquistadores aragoneses y a las órdenes militares que tanto apoyo le dieron. Otorgó una corona para cada uno de sus hijos, desgajando el reino con el beneplácito de su marido. Yolanda actúa y debe hacerlo bien y rápido; por un lado está el hijo de Leonor legítimo heredero del reino y de obolorio así como las tierras de acapto, por otro están los de Teresa Gil de Vidaure a pesar de hallarse en segundo plano, después del varapalo del Gregorio, continua con sus escarceos a pesar del matrimonio de su amado, prueba de ello es el nacimiento de sus dos hijos en pleno matrimonio de Jaime y Yolanda. El peligro que percibía la reina no era banal, se trataba ni más ni menos que de la supervivencia de sus hijos como legítimos que eran del rey, de ahí que, mi crítica hacia su persona deba ser amortiguada, pues cumplía con su deber de madre y…eso es lo más grande del universo, no hay nada ni tan siquiera los miles de dioses que encandilan a los humanos se pueda comparar con ellas.

A

sí que veía que los suyos se quedaban sin un palmo de tierra y muchos de narices, puso en marcha sus armas y maquinaria femenina para dotar a su prole de reinos, y señoríos bastantes, aunque para ello supusiera partir el patrimonio en favor de sus vástagos y en claro detrimento de los “otros”, sin importarle que esa situación provocase como así fue inestabilidades y conflictos armados entre padre e hijo, que más tarde también Pedro el mayor de Yole, los tuvo por la misma razón, creando una situación agónica e insostenible que desmembrada y debilitaba el reino. La única solución para evitar esto, la supresión del elemento que provocaba esa inestabilidad, el elemento débil naturalmente y en este caso, quién más que Alfonso, en ocasiones hay que tomar decisiones que no gustan…pero que son necesarias y así lo debió entender Yolanda.

S

egún Miedes ante la ofensiva iniciada por la Vidaure en recuperación de sus derechos tras la muerte de Gregorio como consecuencia del nuevo Papa más abierto y justo que el anterior, y su puesta en favor de la reclamante desaparece el peligro real que Teresa Gil de Vidaure previó cuando se retiró discretamente de la escena, momento en el cual renueva sus justas reclamaciones, esta vez el Papa Urbano IV, sí la oyó, el anterior ya estaba en su paraíso y obligó al felón a reconocerla como esposa y a su prole como propia, dotándoles de señoríos. Jaime (el de Exerica) el primogénito y heredero ya no podía aspirar a sus legítimas aspiraciones, si es que alguna vez las tuvo, por estar ya el reino y poderes entregados a sus entonces legítimos herederos que habían sido jurados como herederos con anterioridad. Tras la aparente y oportuna “muerte” de la reina Yolanda, tan de improviso como su testamento de Huesca. Pedro accede al trono y es coronado en Zaragoza el 17/11/1276, una de sus primeras medidas es cancelar el vasallaje con el papado que desde su abuelo Pedro II se mantenía sobre el reino, tal vez en “agradecimiento” por la ayuda prestada a Teresa.

Y

olanda al parecer ya había “muerto”, no existe documento alguno que avale esta teoría a pesar de su importancia, empero, sí se puede más o menos por otros medios establecer que efectivamente a la hora del matrimonio de Jaime con Teresa, naturalmente ya no existía al menos públicamente la dama, pero eso no se daría hasta el 1256, lo que tampoco invalida que dejara como herencia para Alfonso su acelerada reunión con su madre que había muerto en 1251 según Desclot y no Yola[12]. Zurita niega que muriera como recogen ciertas crónicas al día siguiente o el mismo día de la modificación de su testamento, dice que vivió más años. Miedes[13] nos vuelve a ilustrar, nos dice que después de las exequias por la muerte de la reina, Jaime se dirige a Biar en 1256 con motivo de la revolución de Alazraq[14], expulsando a los habitantes musulmanes y repoblándolos con gentes del condado de Barcelona y de Aragón, por lo que de nuevo nos hallamos con una fecha nueva al parecer de ese cada vez más cuestionado “óbito” real.

E

sta es apresada a la vuelta de Roma por piratas musulmanes y rescatada por el que más tarde sería san Pedro Nolasco, vino con las manos justamente llenas restableciendo el honor y buen nombre de su Casa que este sujeto había mancillado como tantas otras. Solicita del Papa Clemente IV el divorcio de la dama, al haber contraído la lepra durante su cautiverio en Argel, “Cuentan las crónicas que la ilustre navarra vióse envuelta en asquerosa lepra, circunstancia que el voluble y lúbrico aragonés aprovechó para pedir al Papa la separación; pero éste, lejos de darle por el gusto, le contestó con la energía propia del caso y de la conducta del rey «Nos admiramos—le dice— de que tengas la osadía de hacernos tal súplica, contraria a Dios. Abominable a los Ángeles, monstruosa al juicio de los hombres. Pues no debiste creer que quisiéramos disolver un matrimonio verdadero y ser partícipes de las uniones ilícitas. Sabemos por ti mismo que habiéndote casado per verba de futuro con una noble mujer llamada Teresa, según lo manifiesta tu carta (prout tua Littera continet), aun cuando en su principio no hubiera sido verdadero matrimonio, trocóse en verdadero y consumado por cópula carnal subsiguiente. ¿Cómo pues podrá separar el Vicario de Dios a quienes Dios unió? Lejos de nosotros tal crimen». No cejaba el rey de insistir. ¡Tanto puede una pasión desenfrenada! No pudo conseguir la anulación del matrimonio y solicitó el divorcio que no alcanzó[15].”

T

ras la muerte de Clemente el 28 de noviembre de 1268 se abrió un interregno en la silla de Pedro por las “ansias de servicio” de los candidatos a la iglesia y pueblo cristiano, al final en otro Gregorio, esta vez X, sí encontró apoyo el felón a sus nefandas pretensiones de divorcio. Tardó lo indispensable para nombrar, otorgando poderes, al canónigo de Lérida, Juan de Torrefreta, para que lo representase en la causa de su divorcio de Teresa Gil de Vidaure el 30 de junio de 1274, para que en su nombre procediera al divorcio del obligado matrimonio impuesto por el Papa.

Q

ue las donaciones a Teresa fueron muchas y en fechas comprometidas está claro, lo demuestran varios documentos:

Zalba en su artículo dice que el 10 de abril de 1255 le da por habitación el palacio que fue de los reyes moros Lobo y Jayent, en Valencia; (…per nos et nostros damus et concedimus vobis dilecte nostre Domine Theresie Gil...) En seguida se trasladó la alhóndiga al alcázar palacio que había sido de los reyes moros cedido por el Conquistador Doña Teresa Gil de Vidaura como se lee en su provisión de 10 de Abril de 1255[16].

El 2 de abril  de 1257 en Lérida, Jaime I da a Teresa Gil de Vidaure la villa de Alcublas “…damus, concedimus, et asignamus per hereditatem propriam, francham et liberam, vobis, dompna Teresia Gil de Vidaure, et vestris, imperpetuum…”.

En la donación de la Zaidia, 5 de Abril de 1260, nombra al Infante don Jaime, habido en doña Teresa, (…per Nos et nostros damus et concedimus vobis Jacobo dilecto Filio nostro et Domine Theresie Egidii), y en el testamento, de don Jaime otorgado en Montpeller a 7 de las calendas de Septiembre (26 de Agosto), se lee: «…filios nostros Jacobum et Petrum; quos legitime | suscepimus ex dompna Theresia Egidii de Bidaure instituimus heredes in castris et villis… »

En estas fechas no estaba casado con ella. Según se desprende de la nominación que hace en el cuerpo de los escritos, de lo que se infiere que la boda, si existió, se debió de establecer entre el 1265/74, a juzgar por los datos que arrojan los documentos aportados.

Doña Teresa, en escritura otorgada en Zaragoza, a 3 de Octubre de 1278, empieza “Sepan todos como Nos doña Teresa Gil de Vidaurre Muyler que fui del mui alto et noble don Iaime por la gracia de Dios Rei de Aragón…”

Ya no la tiene como esposa como queda claramente expuesto en el cuerpo del escrito por lo que el divorcio se llevó a cabo en la fecha 30/6/1274 corroborado en la donación que hace a su hijo Jaime de los, lugares de Altura y Castellmontán entre otros. De no ser por estos documentos ubicados fuera del ACA, pasaría como una más de sus múltiples amantes, ¿qué ocurrió? ¿se les escapó a los del renaixença este papelito? ¡Claro!, porque no tuvieron acceso, ¡¡era navarra!!

En Gerona el 3 de agosto de 1273, Jaime I da a Jaime, hijo suyo y de Teresa Gil de Vidaure, los lugares de Altura, Castellmontán, Tormo y Mora Archivo del Reino de Valencia. Real Justicia. Vol. 805, ff. 265-266r.

Noverint universi quod nos, Jacobus, Dei gratia rex Aragonum, Maioricarum et Valentie, comes Barchinone et Urgelli et dominus Montispesulani; per nos et nostros damus et concedimus vobis domino Jacobo, filio nostro et domine Teresie Egidii de Vidaure, et vestris in perpetuum, per hereditatem propriam, francham, et liberam, castra et villas de Altura et de Castromontano, et de Tormon, et de Mora…”

N

o solo fue esta felonía si no que, más adelante estas tierras las repuebla con gentes del condado de Barcelona, a la que le pide le mande gentes para repoblarlas, en lugar de hacerlo a Aragón conquistador del reino, pero la supeditación a las faldas y al dinero barcelonés dio el resultado que hoy conocemos. Este documento está considerado como uno de los primeros redactados en “catalán”, otra barbaridad nacionalista apoyada por paniaguados de escaso o nulo entendimiento, de una más que cuestionada profesionalidad, sabiendo la imposibilidad de ese concepto para esa época, y reconocido documentalmente… pero la estulticia es así.

El 26 de noviembre de 1270, en la población de Ondara, Jaime I, pide al consejo municipal  de Barcelona  que  remita  habitantes de la ciudad, principalmente personas que no tengan bienes, para repoblar el reino de Valencia, donde hay una significativa falta de repobladores cristianos, ¿Por qué no los pidió a Aragón que por derecho de conquista le correspondía?

Documentos del Archivo  Histórico  Municipal  de  Barcelona.  Libro  Rojo,  II,  ff.  174v-175r. (caute lima) aunque lleno de conceptos apotégmicos, este documento nos da una idea del “amor y cariño” que profesaba este traidor a su cuna.

“Jacobus,  Dei  gratia  rex  Aragonum,  Maioricarum  et  Valencie,  comes  Barchinone  et Urgelli et dominus Montispesulani.

Fidelibus suis consiliariis et probis hominibus Barchinone, salutem et gratiam.

Per  què  Nós  conexem  que  vos  fou  e  sots  apareyllats  tota  via  a  nostres  plaers  et  a  nostres volentats, e quar vos som tenguts per deute de nostre Seynnor qui vos nos ha  comanats que us devem reger e guardar, e fer ben per dar bon exemple als nostres e als  altruys de la bona senyoria que nos volem aver contra vos, e quar los béns que Nós aven  a fer, volem plus fer a vosaltres, qui sots feels e naturals nostres, que als estranys.

Fem-vos saber que Nós avem regonegut el regne de València, que Déus nos ha donat  per  la  sua  miseració  e  per  alcun  ben  que  entendia  en  Nós,  e  no trobarà  que  en  tot  lo  regne de València age poblat de christians oltra XXX milia hòmens.

E per zo quar Nós avem vist que.l regne no ha son compliment d’òmnes ni de gent,  volen-lo  y  fer,  car,  segons  semblanza  nostra,  ben  deuria  aver  C  mille  christians  en  el  regne de València; e pus no y són plus de la summa desús dita, volem-y fer compliment  de  tants  com  Nós  y  poyrem  alongar  a  honor  de  Déus  e  a  servizi  de  christianesme  e  nostre.

On Nós vos deïm e.us pregam, que vosaltres que triets en vostra ciutat aquels hòmens  que  sien  de  valor,  e  qui  no  agen  heretats  on  pusquen  vivir  complidament  en  vostre  habitatge.  E  si  són  II  o  III  frares,  e  la  un  és  heretat  e  els  altres  no,  volem  aquels  qui  heretats no són heretar en aquest regne que Déus nos ha donat.

E volem que eligiats entre vos II proshomes, que conosquen los locs e les terres que  Nós los mostrarem, e per tal volem Nós azò que.n pusquen dir fe e veritat a vosaltres. E  que sien hòmens conexents, que d’esta cosa vos sàpien dir certanitat.

E vistes les terres e.ls locs que Nós los mostrarem, pendrem un dia ab els, al qual dia  nos enviets aquelles persones que Nós dejam heretar, e voldrem que facen residència el  logar on los heretarem, e Nós enfranquir-los-em a V ans.

E no ajats paor de enviar, que yo.s vos n’eretarem prou. E aquests proshòmens que.ns trametrets, sien  ab Nós lo primer dia de  giner primer  vinent senes tota triga.

Datum in Ondara, VI kalendas decembris anno Domini M. CC. LXX”.

Me ha parecido conveniente insertar este documento en romance al más puro estilo aragonés, castellano, occitano etc., aunque no se corresponda con el artículo, ya que aquí hablamos de Jolánt de Hungría.

SU MUERTE

Si el nacimiento, reinado y su muerte no esta nada claro, el lugar de enterramiento es para echarse a llorar.

Jolánt tuvo cuatro hijos y cinco hijas. Muere en “Huesca el doce de octubre de 1251” [sic], cuando tenía alrededor de los treinta y seis años coincide con 1215. Este es un dato de escasa fiabilidad, Zurita dice que murió años después.

C

omo se ha dicho antes no existe documento alguno de su fallecimiento, algo insólito. Se relaciona con esta fecha por ser la de su último testamento o firma y muere acto seguido, como si de una película trágica se tratara. Esta adjudicación con graves visos de ser gratuita, al parecer sin fundamento científico, debe ser cuestionada de raíz en beneficio de la propia ciencia. No coincide fechas con nacimientos 9 partos requieren al menos y siendo generosos otros 12 meses de descanso de obligado y natural cumplimiento, lo que nos lleva a unos 18 años de proceso. Las cuentas no salen 9 hijos dos años cada uno, son 18 años moriría en el año 53 (35+18=53) a la edad de 38 años no 36, si ponemos la fecha 1215 como apunta Miedes como fecha de su nacimiento, serían 38 años. Para Bernardo Desclot la que muere en esa fecha (1251) es Leonor, en el convento de Nuestra Señora de Salas, (no confundir con otras Leonor de Castilla) donde estaba retirada por sentencia eclesiástica al haber contraído matrimonio sin dispensa del Papa[17] copiado por Rafael Cervera, ciudadano de Barcelona, lo que nos pondría de nuevo en guardia sobre la fecha del óbito que cada vez se acerca más a Zurita.

P

ara Charles Cawley mencionado más arriba, bebe de unas fuentes muy pobres, demasiado pobres en las que no existe un solo dato de relevancia y por lo tanto debemos entender que sus autores iniciales se limitaron hacer constar lo que del viejo reino provenía. Un hijo de este reina fue arzobispo de la silla de Toledo, de ahí que constara en dicho registro. Los otros estaban bajo el dominio del rey de Aragón, donde tampoco mencionan sus fuentes, por lo que se podría considerar más una noticia por vía oral de cancillería que un documento en toda regla: Los Anales Toledanos donde se registra el óbito a título puramente nominativo,Num. VIII. Anno Dni. M.CC.LI. IIII. Nonas Octobris obiit Dña Yoles, Regina Aragonum[18]”. Otra mención por el estilo lo podemos hallar en, La crónica de la Hôtel de Ville de Montpellier registra muerte en 1251 “…Yolas D. regina Aragoniæ…”[19]. Aun se puede encontrar otra fuente: The Thalamus de Montpellier, registra la muerte en Sep 1251 en Lérida de la “dona yolas regina d`Aragon molher del rei Jacme[20] en esta difiere del lugar del óbito tradicionalmente ubicado en Osca (Huesca), Miedes la sitúa en Barcelona como en otros documentos habría que consultar el original, si lo hay para determinar la fecha  y lugar exacto…si es original.

N

o es trasladada al monasterio de Benifasar para su sepultura como dispuso en su primer testamento, modificado en el segundo, al parecer dicho monasterio cisterciense para esas fechas de su supuesto óbito, aún no estaba acabada la iglesia conventual (los  motivos deduzco, fueron otros) que su marido había ordenado edificar[21] y había puesto bajo la égida de Poblet, de ahí que algunos ilusos le adjudiquen el “titulazo” de monasterio catalán que debía albergar tan prolíficos y excelsos restos estrechamente relacionados con el olimpo cristiano.

En su testamento dejó a los infantes Pedro, Jaime y Sancho, sus hijos, el condado de Posana herencia que había recibido de su madre Yolanda de Couternay que tenía su hermano Bela IV rey de Hungría[22].

Z

urita es el único que dice que la fecha oficial de su muerte no es la real pues después del 9 de octubre hubo un testamento signado por la reina Jólant[23], con fecha de 12 del mismo mes y año, asegurando que vivió algunos años después; ¿por qué este consumado y nihil prius fide cronista ha “errado”?, en su trabajo, lo menciona de pasada restando importancia, como si ya se conociera por todos el hecho, empero hasta hoy no ha llegado ni la fecha, ni el documento que tuvo que ser recogido dada la importancia de la Yolanda, ni nada de nada, cosa harta curiosa, será porque Zurita es anterior como Miedes a la Renaixença y su destructiva labor. Charles de Tourtoulon no sólo lo rechaza sino que se permite poner en duda la veracidad de lo expresado, dando muestras de sus escasos conocimientos o al menos de sus más que escasas fuentes de investigación, o en el caso más acertado emulando al filólogo alemán Wilhelm Meyer-Lübke, después de recibir prebendas cuantiosas modifica su análisis sobre la inexistente lengua catalana, traicionando a sus maestros. El dinero y el poder siempre han hecho mella entre los débiles y ratas cloaqueras, este Tourtoulon es otro Lübke.

S

i Zurita tiene razón y no hay motivo para creer otra cosa, cuestionaría varios sucesos, a saber: Demos como buena la fecha  más antigua de su nacimiento 1215, si muere en 1251, vive 36 años. Según el Bofarull a la edad de 13 años (1228) ya es prometida a Jaime en tanto ¡que este permanece casado con Leonor de la que no se divorcia hasta el 1229 por sentencia papal!, dicho de otra forma se compromete en 1228, apenas 7 años después del matrimonio de Jaime con Leonor que se celebra el 13/2/1221 y todo esto auspiciado por Gregorio IX, el mefistofélico papa que ha pasado a la historia como el creador de la Inquisición arma que derramó ríos de sangre inocente, con la excusa de velar por una estúpida pureza y buenas costumbres que nunca existieron ni existen en el seno de la secta cristiana, ¿Cómo pudo consentir y auspiciar este engendro tamaña barbaridad?. De ser cierta la propuesta de la primera fecha de nacimiento 1219, y dando por buena la noticia que murió a los 36 años, la fecha cambiaría sustancialmente como dice Zurita y nos trasladaría la fecha entre el 1259/60, lo que daría un giro absoluto a la historia, ahora si empezaría a encajar muchas piezas del rompecabezas, como la muerte de su hijastro Alfonso.

No se casa hasta el 8/9/1235, 7 años después de su supuesto compromiso y 6 desde la anulación matrimonial de Leonor. Reina 16 años y pare 9 hijos vivos a los que deja colocados después de la misteriosa muerte del heredero del reino Alfonso hijo de Leonor. Son tantas las fechas de su óbito aparecidas que difícilmente podemos saber cual es exactamente la verdadera. Desde luego las procedentes del viejo condado, son todas absolutamente rechazables carecen de lo básico…la credibilidad.

N

o existe, absolutamente documento alguno que indique que esta reina murió en la fecha que nos dicta la renaixençia, ¿Por qué se oculta su fecha del óbito? Para quizás no hacerla responsable del asesinato del heredero Alfonso a manos de su esposa Dñª Constanza hija de Gastón VII de Moncada y Bearne de la casa de Moncada, esclava y sierva de los Sánchez. existe un documento en el archivo de Jaime I de la Universidad de Castellón, que a pesar de mi búsqueda, no lo he vuelto a ver, donde se ruega al rey sean considerados como familia suya, tal vez en pago por el servicio realizado al infante Alfonso que muere durante los fastos de su boda, posiblemente envenenado. Lo cierto es que la desaparición de Alfonso fue muy beneficioso para el matrimonio, por lo explicado anteriormente, desmembración del patrimonio, ninguneo del reino y sus instituciones creación de reinos ficticios surgidos de entre las sabanas, que obedecían a un deseo materno que a una realidad constatada, implantación en el reino a través de los fueros modificados por el felón de un dialecto al que Lull lo denominaba lengua caldea, el despegue del villano de las leyes aragonesas que le amenazaban con cambiar de rey si este no las cumple. Desde luego, el reino y el rey, no eran buenos amigos, no se podían llevar bien, y el segundo perjudicó al primero en todo lo que pudo, en muchas ocasiones con el consentimiento de los arrastrasillas de la época traidores como él a su sagrada misión.

1º.- Si muere en la fecha establecida, ¿Cómo el mismo día confecciona su testamento definitivo? ¿Tenía premoniciones sibilinas? ¿Cuál es la verdadera razón para su tardío traslado a su lugar de sepultura que se realiza a los 24 años de su muerte, ¿Dónde fue enterrada inicialmente?… ¿en Benifasar?…o ¿tal vez la fecha de la muerte es la misma que la de recepción en el monasterio?

2º.- Si no es así, ¿en que nos basamos para decir que murió en esa fecha?, ¿qué oscuros intereses existen para ignorar la fecha real de su muerte?

3º.- Porqué cada vez somos más los autores que vemos la sombra de Yolanda en la muerte del heredero Alfonso en 1260, si al parecer llevaba ya 9 años muerta?… se pretende acaso, con ello “limpiar” la imagen de la destructora territorial del reino y el engrandecimiento de tierras conquistadas o patrimoniales como el condado barcelonés a costa del reino donde estaba integrado.

Menciona así mismo, a todas las hijas que tuvo del rey de Aragón, a sus otros hijos el padre ya les había repartido lo conquistado y un reino cercenado y cada vez con menos peso específico pero vital para el sostenimiento del entramado de la húngara, apoyada por los comerciantes y oligarcas barceloneses, que ayer como hoy, constituyen la célula cancerígena del espacio aragonés.

L

os restos de la reina Jólant de Hungría y los de su hija la infanta Sancha yacen supuestamente en el monasterio femenino de Vallbona de las Monjas, a pesar de haber elegido la YOLE para ello anteriormente el de Benifasar, como consta en escrito dado el 7 de enero de 1237 en la localidad de Tarrasa,  cuyo documento  se halla en el AHN. Madrid, en la sección clero.

Manifestum sit omnibus quod nos, domina Yoles, Dei gratia regina Aragonum et regni Maioricarum, comitissa Barchinone et Urgelli et domina Montispesulani; attendentes quod nemo in carne positus possit evadere quin persolvat carnis debitum universe; hac igitur, consideracione inducte eligimus nostri corporis sepulturam quandocumque et ubicumque nos mori contigerit, in monasterium de Benyfaça, quod dominus rex Jacobus vir noster fundavit pariter et construxit. Quam sepulturam ibi eligimus ob solucione anime nostre, quia credimus ibi domino Deo et gloriose genitrici eius die noctui perpetuo famulari. Nec inde unquam nostram mutabimus voluntatem. Datum apud Terrachiam VIIº idus ianuarii anno Domini Mº CCº XXXº sexto. Signum + Yoles, Dei gratia regine Aragonum et regni Maioricarum, comitisse Barchinone et Urgelli et domine Montepesulani. Huius rei testes sunt: [1ª col.] R. Fulconis, vicecomes Antilone. Bernardus Guillermi. [2ª col.] Guillermus de Cardona. G. de Malyona. Assallitus de Gudal. [3ª col.] G. vicecomes biterrensis. Ferrandus Petri de Pina. Rodericus Gomiç de Sesse. Sig+num Petri Johannis, qui mandato domine Regine, pro Gerardo notario suo, hanc cartam scripsit, loco die et anno prefixis”.

Datos tomados del archivo virtual Jaime I. con mis reservas

E

n su sencillo sarcófago, las únicas ornamentaciones son una cruz patada en el centro de la cubierta del sepulcro, semejante a las que tiene en las pilastras que lo sustentan, pero es la de la tapa de mayor tamaño y está sin policromar, y tres escudos en los que se representa el escudo real de Aragón. Uno de los escudos está en el lado visible del sepulcro y los otros dos en los lados menores.

Sus restos fueron trasladados a este sepulcro en el año 1275, tal como se indica en una inscripción colocada en el lateral del sepulcro:

Fuit translata donna-Violans Regina-Aragonum- anno 1275

1280px-Vallbona_de_les_Monges_-_Tumba_de_Violant_de_Aragón_y_Hungría
Y

ola no muere hasta 1275 en el que se retira de la vida pública y se da por muerta cuando se entera de que las gestiones de la Vidaure en Roma, respecto de la legitimación de su matrimonio e hijos, puede ser una realidad letal para sus aspiraciones. ¿Por qué hace esto? El matrimonio de la Vidaure le es reconocido por Clemente, supone la legitimidad de los hijos de esta mayores que los de la Yole con lo que pasarían a ser los herederos del reino y sus señoríos por lo que tanto había luchado la Yole y… asesinado, sino en presencia sí en ausencia, así que la mejor opción es “morir”, se supone que se llega a un acuerdo con el rey, oligarcas barceloneses y clero, para conservar la paz interna del reino sin alterar la situación jurídica de sus hijos.

“Por eſte meſmo año poco deſpués de paſſar ſtas moleſtias dé doña Tereſa eſtando la reyna Doña Violante en Barcelona aparejandoſe para ſeguir al rey que avia partido para  Valencia, adolecio de una lenta callentura, por lo qual le fue ordenado por los médicos que no ſe puſieſſe en camino empero areziando ſe le mas el mal con ſer aun de mediana edad començaron a deſconfiar de ſu ſalud y vida, por hallarſe tan quebrantada de trabajos con tan continuos partos y triſtezas del alma que la tenían conſumida ſeñaladamente por los rumores que andavan que las coſas de doña Teresa yvan proſperas en Roma perſuandiendoſe que deſto habían de ſeguirſe a ſus hijos don Pedro y don Iaime grandes tribulaciones con peerdidas de los eſtados…”[24] continua diciendo que su cuerpo fue trasladado al monasterio de Vallbona de religiosas de la Orden del Cister (Vallbona de las Monjas)

Y

ole como dice Miedes es trasladada a Vallbona, pero no como cadáver, sí como muerta, me explico, muere para la sociedad, algo muy habitual en la época las mujeres de alto rango perdido el marido ingresan en estos infiernos o monacales hasta su fin. Sus hijos reciben los honores y señoríos en tanto que la Vidaure gestiona su legitimidad, cuando lo es, sus hijos pasan a un segundo plano puesto que ya se ha repartido el pastel. Su sepulcro dice que recibe su cuerpo en 1275, eso me llevó en principio a una pequeña desorientación ¿si muere en 1251 como dicen las crónicas? ¿Cómo iban a tardar 24 años en ser enterrada en su lugar de preferencia como ella dispuso en su segundo testamento?, La respuesta es fácil, ya estaba allí al morir el lapidario hizo al inscripción en la fecha correcta, por lo que esta reina que tanto se jugó no paró hasta el final de sus días, consiguiendo para sus hijos lo que pretendió desde un principio.

O

tro dato en consonancia con el escrito de Miedes, es que en la fecha que Teresa viaja a Roma, para esta vez con más suerte como se ha visto en páginas anteriores se reconociera su derecho como esposa in verba de Jaime, según Zalba, obtiene de un documento de Clemente IV en 1266[25]. Ello conllevaba la consiguiente reordenación de los derechos sucesorios en sus hijos que por ser mayores que los de Yole, eran los legítimos herederos de títulos y señoríos, quedando los de ésta en un segundo plano. Teresa, empero, a su regreso es apresada por los aganeros argelinos y salvada por Pedro Nolasco fundador de la Orden de la Merced[26], en su cautiverio contrajo al lepra y de nuevo surge el “caballero” que llevaba dentro el rey de Aragón, como queda expuesto en páginas anteriores con la solicitud de divorcio al Papa que le es negado.

1251, octubre 12. Huesca

La reina “Violante” de Hungría dicta su testamento

Archivo de la Corona de Aragón. Barcelona. Cancillería Real. Pergaminos de Jaime I, nº 1264. Original.

Charles de Tourtoulon, autor de la transcripción documental, personaje que más que investigador, al parecer es copiador de fuentes curiosas. Don Jaime I el Conquistador, rey de Aragón. 1874, II, pp. 437-439

“Vanitatem vanitatum vanis mortalibus derelinquens, et ad vitam vivencium in secula permansuram spe certa et in domino meo Jesuchristo defixa pertransiens.

Ego, Yoles, Dei gracia regina Aragonum, Maioricarum et Valencie, comitissa Barchinone et Urgelli et domina Montispessulani, facio disposicionem meam ultimam, in qua in primis eligo sepulturam meam in monasterio Vallis Bone, ordinis cisterciensis, et volo ut fiat mihi sepultura plana ante altare beate Virginis.

Deinde, mando quod omnia debita mea solvantur et iniuria restituantur, super quo rogo dominum meum et maritum, Jacobum, Dei gracia regem Aragone, ut ea solvat et restituat et insuper legata infrascripta persolvat.

Item, comendo domino meo Regi specialiter filios meos, et filias, et comitem Dionisium de Ungria, et comitissam uxorem eius, et omnes dominas domus mee, et domicellas, et Gregorium et Archibaldum, et magistrum Guidonem, phisicum, qui mihi et filiis meis multum servivit, et Nicholaum, capellanum meum, et domicellos et scutiferos, et omnem aliam familiam meam, rogans ipsum dominum Regem, quatinus donet eis consilium et auxilium, sicut ipse noverit justum esse taliter, ut ipsi semper benedicant anime mee et regracientur ai bonum quod ipse faciet eis amore mei.

Item, dimito filiis meis Petro, Jacobo, Sancio, comutarum de Posane, quem tenet rex Ungarie, frater meus, quem dimissit mii mater mea, et ipsi solvant debita et restituant iniurias que michi mandavit mater mea, solvenda et restituenda, sicut scit ea episcopus Quinque Ecclesiensis.

Item, dimito joyas meas quas habeo in Cardenio et ubicumque alibi, et lapides preciosos filiabus meis Constancie, Sancie, Marie, Helisabet, dividendas inter eas ad arbitrium domini Regis. Et est sciendum quod filie mee Yoles, uxori domini Alfonsi, primogeniti regis Castelle, iam dedi partem joyis meis.

Item, instituo in monasterio Vallis Bone, apud quod elegi sepulturam meam, quinque capellanos qui semper celebrent missarum solemnia et orent pro anima mea et domini Regis.

Item, dimitto eidem monasterio mille morabetinos, et monasterio Petregale centum morabetinos, et monasterio Franquesiano centum morabetinos, et monasterium Vallis Viridi triginta morabetinos, et monasterio dominarum Sancti Daminai in Valencie ducentos morabetinos, et monasterio dompnarum Sancti Damiani in Illerde, quinquaginta morabetinos.

Item, rogo quod dominus Rex donet vestes mille pauperibus.

Item, det civaria trigint milibus pauperum.

Item, dimitto fratribus minoribus Montispesulani Perpiniani, Barchinoni, Maioricarum, Terrachone, Illerde, Cesarauguste, Valencie, cuilibet domui istarum centum morabetinos.

Item, fratribus predicatoribus cuilibet domui in eisdem locis centum morabetinos.

Item, fratribus minoribus Osce quinquaginta morabetinos.

Item, ecclesie Sancte Marie de Sales de Oscha, quinquaginta morabetinos, de quibus fiant casule et frontalia altaris gloriose Virginis.

Item, monasterio Sexene, centum morabetinos pro camisiis ad opus dompnarum.

Item, monasterio de Casues, quinquaginta morabetinos.

Item, dimitto mantellum meum de serico, cum scutis signis regalis et supertunicale eiusdem panni, fratribus predicatoribus Ilerde, ut fiat inde casula.

Item, alium mantellum meum de amoret violat, et supertunicale eiusdem panni monasterio dompnarum Sancti Damiani in Valencia; penne vero predictorum mantellorum et supertunicalium vendantur, et de precio vestiantur pauperes.

Item, mantellum meum et supertunicale de pers dimitto Ermengaude uxori Petri Martini.

Item, mantellum meum et supertunicale de scarleto, dimitto alicui dompne pauperi verecunde, cui ea dare voluerit dominus Rex.

Item, duos mantellos de seda qui fuerint domini Regis dimitto eclessie Sancti Vincencii de Valencia, cui eos reservabam.

Item, dimitto magistro Gerardo, phisico lombardo, tria milia solidorum jacciensum.

Item, rogo dominum Regem, quatenus servet indempnem Bernardum, scriptorem, de denariis quos michi mutavit et assignavi sibi super baiuliam de Pratis.

Et nos Jacobus, Dei gracia rex Aragonum, Maioricarum et Valencie, comes Barchinone et Urgelli et dominus Montispesulani, promittimus vobis domna Yoles, uxori nostre dilecte, et in qua plurimum confidebamus, quod faciemus que postulatis et debita vestra solvemus, et iniuris vestras restituemus, et legata predicta dabimus.

Et insuper promittimus vobis quod davimus duo millia marcharum que argenti pro anima vestra, de illis duodecim millibus marcharum que rex Ungarie frater vester promissit nobis in dotem, pro vobis, si ea poterimus ab ipsohabere.

Et propter preces vestras, recipimus omnes personas quas superius nominastis in nostram custodiam et defenssionem, et in spem beneficii quod eis faciemus taliter, quod semper possint benedicere Deo et anime vestre et nostre, de comenda quam facitis nobis de ipsis.

Actum est hoc in Oscha, quarto idus octobris, anno Domini millesimo ducentessimo quinquagessimo primo.

Sig+num Yoles, dei gracia regine Aragonum, Maioricarum et Valencie, comitisse Barchinone et Urgelli et domine Montispesulani.

Sig+num Jacobi, Dei gracia regis Aragonum, Maioricarum et Valencie, comitis Barchinone et Urgelli et domini Montispesulani; qui predicta omnia et singula laudamus, concedimus, approbamus, et per omnia confirmamus.

Testes sunt: Sancius de Antillo, Bertrnadus de Aones, Martinus Petri, justicia Aragone, Martinus de Ruiles, Eximinus Almoravit.

Sig+num Guillermi Scribe, domini Regis notarii, qui mandato domine Regine et domini Regis, hec scribi fecit, loco, die, et anno prefixis.”

O

tro documento abrevado en la misma fuente o copia copiorum de los aprofesionales que practican el corte y pega como innumerables historiadores de cartel españoles. La señora Zsuzsanna Komlódi de la Escuela Superior de Comercio Exterior de Budapest, nos dice que: “Doña Violante (?) en su testamento también hace mención de sus seguidores. Cuando la reina siente llegar la hora de su muerte, en la ciudad de Huesca, en presencia del rey dicta su testamento. Expresa su deseo de ser enterrada en el monasterio de Vallbona de las Monjas, delante del altar de la Virgen. “…eligo sepulturam meam in monasterio Vallis bone ordinis cisterciensis et volo, ut fiat mihi sepultura plana ante altare Beate Virginis”…

E

n el año 2002 el gobierno húngaro financió la restauración del sepulcro de la reina Jolánt o Yoles latinizada, mediante una donación de 12.000 euros, pero la comunidad monástica de Vallbona negó indebida, incompresible e injustificadamente la autorización para examinar el contenido del sarcófago, lo que acentúa aún más el concepto de caute lima expresado más arriba. Archivos, monumentos y depósitos que actualmente tiene los administradores del Patrimonio de San Pedro, deberían ser puestos a disposición de las administraciones laicas, sin que por ello perdieran los derechos sus actuales tenentes, que dificultan en muchas ocasiones más que ayudan a desentrañar ciertos aspectos de la historia, como por ejemplo este caso, ¿es realmente Yolanda la que ocupa ese sarcófago?, y si lo es ¿por qué ese traslado a los 25 años de su muerte?, ya hemos visto su disposición a ser enterrada en Benifasar, no en Vallbona, ¿a qué responde este súbito cambio?…si es que realmente se llevó a cabo, ¿existe algún documento que lo avale y que por supuesto no haya caído en manos de la Renaixença? Si desgranamos un poco la epigrafía veremos ciertas barbaridades como su denominación, una adaptación del húngaro al occitano. Su verdadero nombre Magyarországi Jolánt cuya traducción es Jolánt de Hungría, de ahí Yoles, para nada Violante, no se recoge en ningún documentos, salvo en su sarcófago, su nombre era Yoles, como sí consta en los documentos de la época y en los que tuvo su firma presencia, por lo que eso de Violante, es más que sospechoso y desde luego impropio

Tenemos una Violante que no lo es, un lugar de entierro que goza del más pleno y justificado caute lima y una muestra más de la intransigencia alegal del clero recalcitrante aprehensor de lo que en depósito recibió y…no transmite.

A MODO DE ULTÍLOGO

E

l ultílogo de este artículo pretende recordar ciertos marasmos sin que sea denuncia, o acusación contra nada ni nadie, solo es una opinión que como prefacio expongo En fin este artículo no va dirigido para poner de manifiesto lo que el subconsciente nos denuncia machaconamente a diario y que debemos callar para evitar consecuencias

P

atético por todos los lados que se coja en función al transcriptor de turno y que sus gestores, aun a pesar de saber de su contenido más que dudoso y espurio, que aun reconociéndolo por escrito, lo incluyen, sirviendo de delicioso manjar para los ávidos de lo inexistente en lo que se refiere a la relación histórica de esa Cataluña tan perdida en las brumas de la historia, como se halla Aragón en sus reivindicaciones.

D

esgraciadamente los paniaguados son ejército y todos pasan por el arco de aceptación de una modificación y/o interpretación espuria, ilegitima y en muchos casos anacrónicas de inexistentes conceptos, tan malintencionados como los que los crearon y los usan en la actualidad con aviesas intenciones. En la página web de la Real Academia de la Historia existe una “biografía” de esta reina, recomiendo su lectura, aunque es una copia exacta del Bofarull y sus discípulos. Este sujeto no puede ni debe ser un referente para un profesional. En todo lo que tuvo que ver con Aragón y su inventada Cataluña fue nefasto, desaparición de documentos como el Llibre del Feits, la tergiversación y manipulación de documentos al parecer ha sido “perdonado” por estos legales que no legítimos ocupantes de su trascendencia política e histórica. Burros con papeles desgraciadamente cada día aparecen más y así nos va en el escalafón internacional. Inventor de espurios conceptos; su patético sobrino, novelista, Antonio de Bofarull y Brocá,  siguiendo el ejemplo de su pariente y antecesor en el cargo crea la fraudulenta denominación de “Confederación catalano-aragonesa”, del que algún paniaguado se ha hecho eco; nacionalista acérrimo, miembro de la patética Renaixença, sospechoso en medios profesionales de la manipulación, desaparición y destrucción de documentos, que no estuvieran a juego con su sensacional idea de nacionalidad, ejemplo seguido por otros de su saga y discípulos idealistas, por lo tanto, como en innumerables datos de la historia aportada por este sujeto, hay que aplicar la caute lima sobre sus trabajos, sobre todo en los documentos relacionados con la inexistente Cataluña de ésta época y el rey/reino de Aragón. es un ejemplo de que el “corta y pega” está acomodado en “las altas esferas” de la “ciencia” en pleno apogeo, por tanto nada de investigación, nada de aportación, nada de análisis, nada de metodología etc., de todo un “profesional”.

N

aturalmente el adoctrinamiento en aquellas y estas tierras está servido, los textos en cualquiera de los cursos escolares desde la infancia incluida la Facultad, son de confección, control y redacción catalana, las aportaciones foráneas que se publican es una propaganda gratuita y necesaria que pretende dejar ver una diversidad variada en cuanto a la nacionalidad de sus autores. Estas aportaciones son más que cuestionadas al no resistir análisis histórico alguno, pero responden a la contribución de la creación de la fantástica nación y cultura catalana inexistente para épocas anteriores al bien entrado siglo XIX.

N

o es descabellado rechazar las “investigaciones” provenientes de ese exacerbado nacionalismo y sus ad lateres cada vez más serviles, compitiendo entre sí para ver quién aporta más barbaridades, pasando desde la lingüista catalana que asegura que el catalán era ya idioma antes de la existencia del propio latín, o la mallorquina que defiende en los medios regionales que Cristo era de Mahón y fue asesinado por los españoles por hablar catalán, o ese otro catedrático del Derecho donde asegura que la figura del “obolorio”[27] (patrimonio heredado de la Casa y que debía transmitir integro a su sucesor) en Aragón hace referencia al abuelo y debe ser patrimonio de al menos dos años; es consecuencia del testamento del fatídico rey Ramiro I (para otros II) de creación ex novo sin ulteriores evocaciones consuetudinarias. En Navarra y Guipúzcoa la misma figura jurídica con distinta denominación, para Ana Seisdedos Muiño, profesora titular de Derecho de la Universidad  de esas regiones, en su trabajo, “El Derecho de Saca …” denomina “Parientes Tronqueros”. en Cataluña, “Hereu y la Pubilla”, el interés de este sujeto es claro, tan claro como claras sus intenciones que no pasarán nunca de ser deleites imposibles de una metamorfosis que propicia Morfeo a sus entregados; por no nombrar a otros actuales que designan esa “unión” como Confederación catalano-aragonesa, cuando no existía Cataluña en esos tiempos y así un largo y penoso etc., alimentado por la ignorancia consentida, y quién sabe qué más, de esa Real Academia de la Historia que permite en sus páginas publicar artículos de “catedráticos”, como una pseudobiografía de Violante que son una verdadera pena, además de una burda copia del taimado Bofarull; por no nombrar a la Real de la Lengua que califica el valenciano como dialecto del catalán o el vocablo “Quijote” adjudicándole gratuitamente una paternidad catalana obviando el castellano de la misma raíz. También el castellano antiguo es hijo del romance y por tanto del occitano, como lo es el dialecto “sacrosanto catalán”, estos pateros de la lengua deberían dedicarse al comic, ahí podrían desarrollar todo ese potencial que exhiben en lugares inadecuados. En fin una serie de elementos que ocupan cargos que ni soñaron nunca detentarlos.

E

sta es la patética definición del vocablo que expone esta caterva. Juzguen ustedes mismos, sin contar con su apellido de Quijano y otros conceptos más acordes, se declinan directamente por lo que la estulticia imperante impone. Estas barbaridades y otras que manan a diario en esta disciplina y otras recientes, nos hace pensar ¿en qué manos nos hallamos?

http://www.historicumstudiaragonum.es/satira-de-una-definicion-poco-afortunada/

A

sí se dan monstruos académicos como los actuales profesores y catedráticos de ciertas Universidades al menos en la disciplina de Historia, de nombres cuasi míticos, otrora focos de ciencia y sabiduría. He coincidido con algunos de sus miembros en algunas conferencias en las que me han dejado boquiabierto por su cúmulo de imprecisiones y desconocimientos. Me he quedado en ellas hasta donde he podido resistir, para convencerme una vez más que mi inicial incredulidad es terriblemente cierta sobre lo constatado en otras sesiones, corroborando con sus intervenciones el daño y el alcance que la ignorancia de estos sujetos ejercen sobre la profesión.

E

spaña es hoy en lo académico con un porcentaje muy alto, una mezcolanza agria, rechazable de compuestos vacíos que, no aportan nada a la ciencia en disciplinas tan importantes como la Historia. Conejeras de chistosos en la versión más suave de la ignorancia, provocan y favorecen la creación y asunción de nuevos conceptos inexistentes en una sociedad que, el máximo interés es leer su periódico para saber si su equipo tiene futuro o no. Pero esto desgraciadamente no solo afecta a la Historia y a la Epistemología, abarca a otras disciplinas particularmente endiosadas como: Justicia, Medicina, etc., donde su palabra es ley y solo responsables ante ellos mismos, de sus fallos y daños todos de una forma o de otra, tenemos cicatrices. De la política ni merece mención, cualquier patán sirve para dirigir una comunidad o la nación, ya hemos sido y somos testigos penados por eso…pero seguimos aceptándolo. Zapatiestos y políticas nefandas siguen haciendo su agosto merced a las mentes pobres que los aúpan. Como decía Bismarck “España es el único país que conozco que sus naturales llevan desde tiempos inmemoriales intentando destruirse unos a otros sin llegar a conseguirlo, el día que dejen de hacerlo volverá a salir el sol en esa sociedad”. ¿Para cuándo se va a exigir un mínimo cultural y una responsabilidad penal?, claro está, posiblemente cuando las leyes y la justicia rompan ese díscolo divorcio que mantienen en perjuicio del ciudadano y estén realmente sujetas a lo mismo que dicen impartir.

S

amaniegos y Esopos, han tomado las riendas de la ciencia del pasado humano, que aunque, la retuerzan y expriman para obtener el falso jugo de lo que nunca hubo y dar viso legales de Ser lo que nunca fueron, hace que ese periodo documental deba ser usado con mucha precaución y siempre trabajando el original. Al final sus “trabajos” que suelen ser de corta y pega con escasa o nula labor de investigación como corresponde a los titulados de esa ciencia, se ven aplastados por el peso inmodificable de la verdad pura sin interpretaciones estúpidas que sirven más de chiste que de fuente. Empero, el poder político, la pusilanimidad e ignorancia de los responsables, el dinero a raudales, la cobardía y la traición en suma, hacen que estos mequetrefes se mantengan a flote y se alejen de las críticas profesionales. La última un argentino que vino como tantos otros a medrar a este país, hoy dirigente de Podemos, sin conocimiento alguno sobre todo en Historia, adjudica gratuitamente a Cataluña la titulación de reino y a Aragón el de provincia y supeditación al anterior. Con estos ejemplares ignorantes, zafios y mal intencionados, mal futuro nos espera.

Fuentes de Ebro a 4 de julio de 2015

Firma y añados

[]
1 Step 1
Previous
Next

[1] Historia del rey don Jaime I el Conquistador, CAP CXII pág. 160, escrita en lemosín por el mismo monarca y traducida al castellano por Mariano Flotats y Antonio Bofarull (1848) ambos renacentistas y creadores de conceptos espurios entre los más relevantes, la patética confederación catalanoaragonesa. Esta nota, naturalmente, debe entenderse como novela histórica, no solo por sus autores sino también por su contenido, por lo que precindiré de esta “fuente” espuria y engañosa.

[2] Bernardino Gómez Miedes. La Historia de Don Jaime I de Aragón. Libro X, Cap. VIII pág. 200

[3] Bernardino Gómez Miedes. Op.Cit.,  Libro X, Cap.III pág. 193

[4] Ardeura o Audeura, latinizado Andreva, castellanizado Andrea, Carmen Orcástegui Gros.  Crónica de San Juan de La Peña, pág. 87

[5] Catalán de hoy, naturalmente, en aquellos tiempos no existía ni mención de esa territorialidad, dado que sus principales condados como Barcelona y sus adjuntos (Osona y Gerona) salvo el siempre independiente Urgel pertenecían al reino de Aragón o a la Casa real de Aragón por el sistema obolorial de la aplicación contractual matrimonial

[6] (Barcelona 8 Sep 1235) IOLANDA of Hungary, daughter of ANDRÁS II, King of Hungary & his second wife Yolande de Courtenay ([1215] Huesca 12 Oct 1251).  The Crónica de San Juan de la Peña records the second marriage of Jaime I King of Aragón and “la filla del Rey de Vngria…Ardeura la qual depues huuo nombre Violant nieta del Emperador de Constantin noble“. She was known as VIOLANT in Catalonia, nombre actual del antiguo condado aragonés, hoy Barcelona. Extendiéndose más tarde al resto de condados de la región, siendo aceptada esta falacia nominal, por la pléyade de paniaguados que pululan por estos pagos.

[7]Bernardino Gómez Miedes.Op. Cit., libro XII capítulos del 8 al 11, págs. 251 a la 255

[8] Bernardino Gómez Miedes. Op. Cit. Libro XV, Cap.XIX pág. 351

[9]Relaciones medievales entre Gascuña y Guipúzcoa: la diócesis de Pamplona y de Bayona- pag.96

[10]LOS FUEROS DE NAVARRA COMO LUGAR DE LA MEMORIA. Pag 97

[11]Navarra: un reino en la Monarquía española (1512-1829)

[12]Marginalia, Bernardo Desclot, Historia de Cataluña, año 1616, pág. 49

[13] Bernardino Gómez Miedes. Op. Cit.Libro XIV, Cap.XXII pág. 324

[14] Página web de la villa de Biar

[15] José Zalba: UNA DAMA NAVARRA REINA, ESCLAVA, ¿Y MILAGROSA?, pag 118

[16] Historia de la Ciudad de Valencia, tomo I de Teixido, Apéndice, (Alhondiga) pág. 425

[17] Marginalia, Bernardo Desclot, Historia de Cataluña, año 1616, pág. 49

[18]Henrique Florez (1767) La España Sagrada -Anales Toledanos III- , Tomo XXIII, p. 418.

[19] Histoire Générale de Languedoc 2nd Edn. Tome V, Preuves, III, “Chronique de l´hôtel de ville de Montpellier”, p. 531.

[20]Société Archéologique de Montpellier (1841) Le petit Thalamus de Montpellier, extractos disponibles en: http://www3.webng.com/lengadoc/talamus.htm  (23 Apr 2008).

[21] Se edifica como desagravio impuesto por el Papa, entre otros,  al haberle cercenado Jaime la lengua al obispo de Gerona

[22] Gerónimo Zurita. Anales de la Corona de Aragón nº 1,  pág. 114/ 115

[23] Gerónimo Zurita Op.Cit.,.

[24] Bernardino Gómez Miedes. Op.Cit. Libro XIV, Cap.XI pág. 323/24

[25] José Zalba: Op. Cit. pag 118

[26]Memorial a la Magd. de Phelipo IV el grande de la Antigüedad del Rl. e Imperial Convento de Nuestra Señora de las Mercedes. Redencion de Cautivos de la Ciud. De Pamplona, 1662, páginas 19 y 23.

[27] Este derecho con distintos nombres está todavía muy extendido por todo el Pirineo abarcando a todas las comunidades que atraviesa tanto a una como a otra vertiente de estas montañas, con distintos o similares nombres pero con la misma función, proteger la propiedad de la Casa y los derechos familiares sobre ella. Otros conceptos no son dignos de tenerse en cuenta.