ORIGEN DEL VOCABLO

América es un término asumido al contrario que los otros continentes. Europa es una figura femenina diosa menor, que aparece en la Teogonía de Hesíodo es raptada por Zeus. El nombre de América aparece por sorpresa en 1507, en La Cosmographie Introductio de Welter Martí Valdesenieller, en la Academia recibe una información de Amerigo Vespucii, que relata sus andanzas por el nuevo mundo al que no saben cómo denominar, de estos espacios nuevos recibe el nombre de su relator, surge como una expresión geográfica para nombrar un continente no se presenta como expresión de un contenido.

Hubo grandes disensiones y controversias acerca de qué nombre debía recibir el nuevo mundo, finalmente se impuso el nombre de América en todo el mundo, menos en España que, se conocerá como el reino de las Indias, nombre que le había dado Colón. Fernández de Piedrahita en su Historia General en 1568 da esa sensación geográfica como contenedor, nos lo denuncia la crónica que permaneció oculta durante mucho tiempo. La historia de la invención de las Indias de Hernán Pérez de Oliva, éste no emplea el término descubrir, no es casual, sabe que descubrir es sacar algo a la luz, algo que se persigue y que se sospecha que existe, este no es el caso de América, por eso aplica el término invención porque es algo que se encuentra sorpresivamente, cuando Edmundo O’Gormann publicó su trabajo desconocía la crónica de Pérez Oliva, utiliza la misma expresión que este.

Este concepto de novedad lo percibe Colón cuando escribe a los RR.CC., diciendo que este lugar es un nuevo mundo donde no estuvieron romanos, griegos ni Alejandro, paradigma de los reyes. Antonio de Herrera es el primero al que se le puede adjudicar un determinismo geográfico traducido en geopolítica para establecer sus dominios sobre aquellos territorios, esa idea de la meridionalidad sobre lo estrechamiento del saliente y el poniente en beneficio del septentrión y el austro, ese alargamiento de los polos con la inmensidad al aislamiento que allí había sucedido creando grupos no interrelacionados entre ellos, aunque esta compartimentación no había sido total, con la llegada de los españoles se acaban estos espacios estancos.

Latinoamérica es un término vinculado al segundo imperio de Napoleón III, es la sensibilidad romántica y la recuperada primacía francesa la que requiere una segunda intervención en América, la presencia de los franceses en el Canadá va a ser desmantelada solo queda Quebec que va a resistir frente al imperialismo anglosajón en 1763 tienen que salir de Canadá como consecuencia de esta pérdida regalará a su primo el rey de España la Lousiana es un regalo envenenado, queda herido el orgullo francés que intentará recuperar Napoleón III heredero de esta tradición.

Para ello coloca al emperador Maximiliano al frente de Méjico apoyado por un grupo expedicionario militar, apoya la cultura aborigen editando gramática y libros que ya los había realizado un misionero español, como consecuencia de esta intencionalidad política frente a Hispanoamérica surge el término Latinoamérica que viene a ser la justificación de Francia en los destinos de América, este término va a ser utilizado en beneficio de la expansión cultural impuesta por los franceses.

Mesoamérica es un neologismo que lo inventó en 1943 Paul Kirchhoff, quería acotar un área cultural de carácter histórico y geográfico, limitado por el río Silano al norte de Méjico, la Marina al oeste el río Olua y Punta Armas al sur.

LA EXPANSIÓN ATLÁNTICA, EXPLORACIÓN

Cuando se habla del descubrimiento de América se habla de cuándo y porque se llega a descubrir y cuando se tenía que descubrir. En 1492 se empieza a explorar unos territorios que no finalizará hasta tres siglos después, el evento es un punto de inflexión donde existe un antes y un después.

La primera reflexión es que en 1492 se tenía la misma percepción del mundo que desde la antigüedad existiendo rutas por tierra y por mar hasta el lugar viéndose así un mundo centrado en el Mediterráneo así el archipiélago de las Molucas por su oro y especies al que se pretendía llegar sería ya conocido desde la época clásica, de esta modo se tenía la concepción de este mar como centro del mundo con una serie de países que le rodean y se expanden, esto quedará roto con la caída del imperio romano, la idea de que este mar era el centro de la tierra era ya de época anterior a la romana, la diferencia está en la evolución de la coyuntura.

A partir del siglo XIII después de la recuperación de las rutas comerciales con las Molucas por el Islam se van a plantear desarrollos comerciales, aumento tanto económico como poblacional, recuperación del utillaje del mundo antiguo que ve a su disgusto esas novedades, el fortalecimiento del, Islam bloqueara las relaciones comerciales con Oriente, hasta este siglo, así Egipto se convertirá en el punto de referencia que unirá Orriente, con los países Mediterráneos, hasta el siglo XII, a partir de ahí es cuando se dará en la Europa cristiana una recuperación económica dándole al mismo tiempo una pérdida de capacidad por parte del mundo musulmán, además esta recuperación se dará en la Europa latina no en la Oriente, así se crearan grandes emporios comerciales como las ciudades de Hansa en el Báltico conectados a su vez con el Mediterráneo.

En el siglo XIII todavía no existía la necesidad del expansionismo atlántico por cuanto todavía quedan muchos territorios por colonizar en Europa para obtener mejores recursos económicos, pero además desde el siglo XIII se dará una revitalización del comercio con Oriente, sobre todo con la aparición de ciudades como Génova y Venecia.

Ya en los siglos IX y XI los vikingos con Eric el Rojo a la cabeza llevaran a cabo una primera expansión atlántica conectando la Escandinavia con Irlanda, Islandia y territorios de la Península del Labrador, pero esta expansión se dará por su propia subsistencia, se romperá en el siglo XIII quebrándose las comunicaciones.

El interés del atlántico como nuevo espacio independiente del Mediterráneo, se dará en 1460 con la búsqueda portuguesa de nuevas rutas Atlánticas, rebasando el siglo XIII, el imperio otomano actuara como un estado tapón hacia Oriente, por lo que se buscaran nuevas rutas de llegando hacia el E., y a las Molucas, a comienzos del siglo XV una vez rebasada la crisis bajo medieval se hará más necesario el conocimiento del atlántico y sus rutas.

CAUSAS DEL DESCUBRIMIENTO cuando y porque pudo darse el viaje

Pierre Chaunu establece dos periodos uno del 1200/1350 se prepara todo el bagaje necesario para el descubrimiento de A., periodo de los miedos y de los pensamientos, es en esta época cuando ya se dan todos los condicionantes para que se realice el descubrimiento, pero no se lleva acabo, les falta la oportunidad.

Otro periodo es el 1350/1500 de contracción y de invención que representa la búsqueda en pos de nuevos mercados, ahora tras este periodo de contracción se comenzará a utilizar todo el bagaje científico y técnico acumulado anteriormente, lo que hará que los estados europeos desde el siglo XVI se lancen a la conquista de nuevos territorios, así el desarrollo del mercantilismo y el avance de los pensamientos de la época harán necesaria su expansión hacia nuevas rutas y el descubrimiento de nuevos horizontes.

Así en estos momentos se dará la utilización de la brújula que permitirá la navegación en aguas abiertas abandonando la navegación limitada que supone el cabotaje, también comenzaran a utilizarse mapas, portularios útiles para la navegación de cabotaje (desarrollados mediante un sistema de coordenadas) ayudándose además de los cuerpos celestes para navegar, también se desarrollaran los estudios de la ciencia náutica.

Todo este desarrollo científico medieval se plasmará en la escolástica siempre y cuando estos descubrimientos no transgredan los principios bíblicos por los que se rige el mundo, así desde el siglo XIII la escolástica vendrá a aceptar la esfericidad de la tierra basados en argumentos escolásticos como el de Alberto Magno y Roger Bacon que aceptan la esfericidad siempre y cuando no infrinjan esos preceptos bíblicos por los que según ellos se debía regir el mundo, así se tenía una doble concepción de la tierra, para unos sería plana, mientras que para otros sería un cubo en el cual había un Finisterre (que les llevaría al fondo del abismo), Bacon y Magno comenzarán a aceptar un geocentrismo, la tierra seria esférica pero tenida siempre como centro del universo.

Por otra parte, la expansión Mongolia de Gengis Khan en el siglo XIII con la invasión de China concluida en el 1270 con lo que permitía unos mejores contactos comerciales con Europa que aportará un mejor conocimiento de las indias y de Asia creando toda una serie de mitos de los territorios orientales que incentivarán los descubrimientos de nuevas tierras en épocas posteriores teniendo como máximo representante a Marco Polo y su libro de la Maravillas.

La expansión atlántica comenzará a darse en Portugal y Castilla a la cabeza, Portugal con la expansión intentará conseguir más tierras, nuevos cultivos, capturar esclavos, comerciar con especias saharianas y controlar las rutas del oro sudanés, y el control de los barcos pesqueros saharianos en el Atlántico, además con la expansión se pretenderá mantener ocupados a los excedentes militares tras el fin de la reconquista.

La expansión portuguesa llegara hasta Cabo Bojador, para continuar deberán realizar la Volta Sencilla con la que llegarán a Cabo Blanco, donde mediante una expedición (de una semana) llegarán al merado aurífero de Tombucktu, haciéndose con el oro suficiente como para permitir establecer un sistema de factorías en Costa de Oro, lo que les permitirá expoliar las minas directamente.

Estos grandiosos resultados incentivarán la búsqueda de la ruta que conduzca a la India, mercado de especias, y hacerse con su control rota la ruta del Medí., por los Otomanos, para ello Enrique El Navegante, creará una escuela marítima que será privatizada tras su muerte, quedando las expediciones en manos de particulares.

En el siglo XVI todavía se tenía el espíritu de cruzada para recuperar los Santos Lugares, al frente de los cuales estaría el Papa como máximo representante de Cristo es quien tiene el Dominum Mundi, así las empresas portuguesas serán consideradas por la Santa Sede como lucha contra el infiel y convertirá esos territorios en feudo personal del rey de Portugal que no puede ser atacado por ningún otro príncipe cristiano.

Desde la fundación de Arguin aumenta el comercio del oro, marfil y esclavos, lo que en definitiva se trataba era de eliminar intermediarios, cuando los otomanos se adueñaron de Oriente, van a interferir en el comercio tradicional con Asia. En el siglo XIII los genoveses tratan de meterse en el comercio del oro y esclavos africano.

El 30-4-1341 Benedicto XII promulga la bula Gaudeamus et exultamos concediendo a Portugal los diezmos y rentas de sus conquistas africanas encarado a continuar la lucha contra el infiel, en 1348 la bula Tuo Devotinis por esta se concede a Castilla las Canarias, el 24-9-1354 le seguirá la Romana Mater Ecclesiae, Inocencio VI Accedimus Novis y tan otras lo que tratan es de regular una nueva situación siguiendo la tradición medieval de lucha constante contra el infiel.

Las mutuas apetencias entre Castilla y Portugal sobre el archipiélago canario por su situación estratégica y porque se encontraba virtualmente en territorio portugués tras la concesión de las bulas pertinentes dará lugar a la Tuo Devotinis.

A partir de que los portugueses doblen el cabo Bojador el rey obtendrá los derechos sobre sus territorios, el rey de Castilla Juan II consigue del Papa a través de una bula que las canarias queden fuera de la órbita portuguesa, el avance de la expedición portuguesa proporcionara nuevas bulas papales a Portugal concediéndole propiedades de aguas y tierras, la Bula Rex Rerum de Gregorio IV representa un apoyo legal a Portugal, pero el de Castilla no renuncia a sus derechos sobre el territorio africano, concediendo tierra al duque de Medinasidonia entre Bojador y Alger.

Con Alfonso V la bula Romanx Pontifex de Alejandro V se ratifica por medio de la santa sede de todas las concesiones, prohibiendo expresamente a los castellanos navegar por aquellas aguas, sería reiterada por Calixto

  • el primer Borja, en la bula Intercetera de 13-3-46, sin embargo, la sucesión del trono de Castilla dará lugar a la intervención de los andaluces en el comercio atlántico interrumpiéndolo.

La guerra concluyó con el tratado de Alcáçobas donde se establece un paralelo geográfico entre la isla de Madera y Azores, acuerdan que las tierras y aguas de su parte N., son para Castilla y la de S., para Portugal, quedando las canarias ganadas e por ganar, este importante argumento es el que utilizará cuando Colon descubra tierras y aguas que de acuerdo con Alcáçobas estas serían de Portugal, Alejandro Vi (segundo papa Borja) en una bula les reconocerá esas propiedades.

CIRCUNSTANCIAS POLÍTICOS SOCIALES QUE RODEARON LA PROPUESTA DE COLON

Estando así las cosas un extraño personaje llamado Cristóbal Colon afincado en Portugal presumiblemente italiano nacido en 1479 se casa con Ramona hija de un capitán, ha viajado por todo el atlántico, es un nauta cualificado adquiriendo conocimientos en Portugal, es recibido en enero de 1486 por los reyes de Castilla Fernando e Isabel en Alcalá de Henares,

Salvador de Madariaga dice que puede ser judío, este es un momento en que en Castilla los judíos estaban mal vistos, a todos se les conoce, cuando viene a Castilla viene con cartas de presentación, expone su idea es una hipótesis bastante fuerte.

En Enero de 1486 Bartolomé de las Casas, Comendador Cárdenas, Juan Cabrero, Juan de Santángel, etc., presentan a Colón, la vinculación personal de estos venía dada porque todos o algunos de ellos negociaron para que Colón se entrevistó con los reyes, estos personajes estaban vinculados a los reyes (hasta 1494 no se les concederá el título de Católicos), contará con la ayuda de los franciscanos de la Rábida de Huelva., duque de Medinasidonia, Sancho de Paternoy, Alonso de la Caballería, Juan Ruiz de Calcena, etc.,

De todos estos aragoneses solo dos no serán de familias conversas, Cabrero camarero del rey es el único que no tiene nada que ver con los judíos, Juan de Coloma también cristiano viejo se casará en segundas nupcias con una judeoconversa este es el secretario de Fernando.

En la presentación del proyecto colombino Santángelo fue uno de los más esforzados defensores, conoció a Colón posiblemente en Córdoba a fines de 1486, habló con el rey sobre la posibilidad de la empresa, por su parte Las Casas dice de él que es muy querido de los reyes, era de familia conversa nacido en Valencia hijo de un judío notable Noah Clunille oriundo de Híjar, desde donde se dispersó como consecuencia de la conversión, su padre Luis era arrendador de las aduanas de los genoveses, era una familia acomodada había prestado dinero en ocasiones a la casa real siendo declarado como CONTINO (continuo, fijo) es un servidor noble de la casa del rey, solo este lo puede tener.

Fernando II confirmó los privilegios de Santángel y el cargo de escribano de ración (escribano de hacienda en paz y recaudador en guerra), la teoría colombina tiene un fallo importante es la en la conversión de las millas romanas a la árabes, decía que entre Canarias y Cipango había 3.000 millas, Colón las retocó y las convirtió en 2.000, en realidad son 16.000, creían que se llegaría a la Ante Illa (Antillas) repostar para luego continuar hasta la Illa, cuando, lo tiene pergeñado se lo ofrece al rey de Portugal que lo rechaza porque según él era imposible y ya tenía asegurado el abastecimiento a través de la costa africana, esto lo dice su propio hijo.

Los pasos dados por Colón para obtener su objetivo, ha habido que reconstruirlos teniendo en cuenta que la lógica a veces contradice los escritos dejados por sus cronistas, en principio el plan propuesto por Colón al rey de Portugal no fue como se ha dicho rechazado, sino que se tomó en consideración y sujeto a un análisis de una comisión que se creó al efecto.

Fueron las propias crónicas las que dieron la sensación de que no se le hizo caso en cuanto a sus planteamientos, esto unido a la moratoria de Juan II para profundizar más en la propuesta presentada, no es razón suficiente para que abandonara todo lo que en Portugal tenía, posición, deudos, familia, nombre, etc., y empezar en otro lugar de nuevo.

Colon abandona Portugal de una forma secreta, trata de obtener más información sabe que los Alisios no le permitirían navegar hasta donde el pretende, la única alternativa es Canarias, pero esta se halla en poder de los RRCC y por el tratado de Alcáçobas no puede pretender dirigir una expedición portuguesa desde esas islas.

En 1845 aunque no existe información escrita sobre ello se supone estuvo en ellas así lo deja entrever los escritos de 1491, se dirige a Palos y a Santa María de la Rábida esta elección no es casual, Palos es una ciudad portuaria con marinos duchos en esas aguas y con la particularidad de que estuvieron sirviendo como mercenarios a las órdenes del rey portugués, por lo tanto conocen bien los vientos y las posibilidades de llegar a la ante Illa, por otra parte está el convento franciscano de santa María de la Rábida donde los monjes le facilitarán información muy preciosa sobre las corrientes marinas y los vientos de Guinea, es aquí donde los monjes de la nunciatura de Guinea se trasladan a descansar .

Colon no era el único que conocía la existencia de tierras más allá de lo conocido, de hecho, esta información la tomo en la isla de Madera de un náufrago, los marinos de canarias también conocían esta novedad, sabiendo esto se mantuvo en un constante anonimato sabía que un fallo suyo supondría la victoria de sus contrincantes.

Tenía gran prisa por llevar a cabo su experimento, ante la parsimonia de los reyes hispanos uno porque estaba enzarzado en la nueva ruta hacia las indias y el otro en la conquista de Granada. Bartolomé de las Casas dice que Colón marchó de Portugal sin despedirse lo que significa que su marcha no era definitiva, pero desde 1486 fue admitido en la corte castellana.

Hernando Colón nos cuenta la penetración de este en la corte, no aporta mucha información sobre estos primeros tiempos, trata de vender la imagen de Colón de la mejor forma para que se le reconozcan los derechos de su familia recogidos en las capitulaciones de Santa Fe.

La mejor fuente de información eran los marineros de Palos que conocían Canarias y las aguas adyacentes y los monjes del monasterio de la Rábida, Gonzalo Fernández de Oviedo cronista de la corona castellana tuvo ocasión de hace viaje desde indias a España junto a Diego de Colon gozando de la confianza de éste y de su relación pero no de sus intenciones más escondidas que no lo comunicaría a nadie por miedo a perder sus derechos sobre las indias al estar en pleito con Castilla, sin embargo, los pasos de colon lo presentó de la forma más favorable en su crónica.

Se suscitó una gran polémica sobre la figura del niño que llevo Colon desde Portugal a Huelva, sobre esto se ha montado toda una serie de contradicciones, sobre porque lo llevaba y porqué lo dejo en el monasterio en lugar de hacerlo con sus familiares de Córdoba, este excesivo protagonismo ha situado una pantalla que camufla el verdadero sentido de la información, la aparición del niño es puramente casual no tiene ningún valor histórico.

Es evidente que en Colón se plantean dos momentos diferentes uno con su llegada a la Rábida para pedir «lengua e aviso» (información), y otro en que va a buscar «favor e ayuda» (recomendación), son dos momentos diferentes y alejados en el tiempo, todo está en ver como se solapan las informaciones en relación con esas dos fechas (1485 y 1491).

Tras el fracaso portugués, Colón marcha a informarse sobre la tercera vía, no es casualidad que en 1485 entre Fray Pedro de Marchena y, que tras conocer al fraile que había sido Vicario en Canarias y custodio de Sevilla (cargo que volverá ocupar en 1485) de la conversación surja el nombre de alguien que vive en Palos de la Frontera, por sus años jubilado de las tareas marinas, llamado Pedro Vasquez de la Frontera, al que Hernando intentará desvirtuar colocándolo en un capitulo llamado de «Fábulas y Novelerías», donde habla de este experto marino poniendo en su boca el hallazgo de la mítica isla de las siete ciudades, y colocando a esta población (Palos) en territorio portugués.

El estudio de las ocultaciones intencionadas de Hernando, nos da pistas sobre la interpretación lógica de los hechos, los testigos que participaron en el pleito, a las preguntas del fiscal Villalobos a Fernando Valiente, sobre Palos de la Frontera y la implicación de Pinzón declara que: «el dicho Colón ante de que fuese a negociar con los RR.CC (ya estaban intitulados), sobre el dicho descubrimiento, vino a esta villa de Palos a buscar favor e ayuda para ir al dicho viaje, posando en la Rábida y que vino a Palos a hablar con Pero Vasquez de la Frontera, hombre sabio de la mar occeana».

Este hombre al haber servido con el rey de Portugal no solo conocía su idioma, sino que también lo escribía, se trataba, no de un simple marino, sino de todo un técnico conocedor a la perfección de las aguas occeanas por las que nadie hasta entonces había navegado, esto le fue de gran ayuda al genovés.

El otro testigo Alonso Gallego contestaba por la importancia de Pinzón en el negocio, afirma que: «oyó decir que el tal Colón venía a tomar lengua e aviso de un tal, Pero Vasquez que conocía esas tierras». La cosa se complica cuando toma cartas en el asunto el duque de Medinasidonia precipitando las cosas, decide financiar el viaje para aumentar sus tierras, Pedro de Marchena pone sobre aviso a los reyes y ordenan venir a Colón a Santa Fe de una forma apresurada, corría el año 1491.

En 1488 Colón vuelve a Portugal para apremiar al rey portugués, pero llega en mala época, Bartolomé Días ha doblado el cabo Tormentario lo que acercaba más las Indias a las pretensiones lusas, ya no era tan interesante esa ruta propuesta por el nauta que además seguía siendo hipotética, esto le hace volver apresuradamente a Castilla.

Martín Alonso Pinzón es un personaje de singular talla marinera que ha prestado importantes servicios a la corona espiando al turco, la reina verá con buenos ojos la incorporación de éste a la aventura oceánica, las exigencias de Colón hacen fracasar los primeros acercamientos entre los reyes y éste.

En Enero de1486 se presentó en Alcalá de Henares con cartas de recomendación que han dirigido sus amigos judíos, portugueses a los áulicos de los RR.CC. también judíos aragoneses, le prestan atención y como en lógico nombran una comisión científica para que estudie la viabilidad del proyecto que se reúne en Salamanca, el resultado al igual que en Portugal no es bueno los informes son desfavorables, los 10.000 kilómetros de diferencia hacían sospechar la estrechez del océano.

Estando en la corte de Córdoba durante la conquista de Granada se le encuentra en la nómina real, Pedro de Marchena es custodio en Sevilla le presenta los duques de Medinasidonia y Medinaceli, en el momento de que llega una orden real de que se presente en Santa Fe en 1490 ante el temor real de perder esa presa de nuevas tierras por muy hipotética que sea.

Las conversaciones no fructifican en base a las demandas exageradas de Colón y la negativa de los reyes a acceder a lo que pide, amenaza con poner su proyecto a disposición del rey de Francia (nunca tuvo tal pretensión), en 1491 vuelve a la Rábida, la rendición de Granada es un hecho, ahora pueden dedicarles más tiempo a las pretensiones de ese Colón.

Se le hace volver, pero esta vez es recibido en Granada, ante el empecinamiento de Colón en sus exigencias y la negativa real, Colón emprende camino, es obligado a volver, la lectura interesada de los cronistas nos hace ver que, mientras la reina adora el proyecto colombino el rey pasa por un indolente, Bartolomé de las Casas dice que Santángel habla con la reina sobre el interés de la empresa haciéndole ver la riqueza que puede ganar y lo poco que expone, y el perjuicio en caso de negativa, un fracaso de Castilla supone dos victorias de sus contrincantes.

La gestación de la empresa colombina se la encomienda a sus áulicos aragoneses en evitación de que los espías portugueses pudieran estar al tanto del negocio y abortarlo para evitar la competencia en el comercio.

Tras la toma de Málaga, los RR.CC reciben a Colón y le dan esperanzas, pero hasta la conquista definitiva de Granada no se llevará a efecto nada definitivo.

En 1491 se va a la Rábida para buscar favor y ayuda de fray Juan Pérez, que escribirá una carta a la reina a Santa Fe, en la Rábida se vuelve a encontrar con, Pero Vasquez de la Frontera, como consecuencia de la carta se le pide al fraile que vaya a Santa Fe donde es preguntado por los proyectos colombinos, se supone que el monje les pone en conocimiento de los intereses de los duques de Medinasidonia y Medinaceli por el proyecto.

La noticia acelera el proceso y se le envía al duque de Medinasidonia una disposición y una bolsa para que remita a Colón a la Corte de inmediato (este se encontraba con el duque invitado por él) las peticiones de Colón no fueron en principio atendidas por los reyes.

Pedía equiparase con la más alta y rancia nobleza castellana, solicita el título de almirante de todas las tierras descubiertas y de las tierras ganadas ( en Castilla el almirante es el tío del rey), título de virrey y gobernador de las tierras que descubriese capacidad de nombrar autoridades que la administrasen, diezmo de las riquezas de su almirantazgo, jurisdicción en su zona de influencia (juzgar) octava parte de los armadores de los barcos y comercio con las nuevas rutas, esto le daría un gran poder económico e influencia política.

Ante estas desproporcionadas peticiones provenientes de alguien que ofrece un proyecto que ya ha sido rechazado en otro reino talasocrático y que pretende equipararse nada más y nada menos con lo más rancio abolengo del que incluso los propios reyes son deudos familiares, era algo tan descabellado que Colón es despedido en buena hora finalizando las conversaciones, Colón con sus dos mulas emprende la marcha no se sabe bien hacia dónde puesto que es interceptado por un Propio enviado por los reyes que le hace volver al ser aceptadas su propuestas.

Este cambio tan repentino es consecuencia de la influencia de los áulicos aragoneses que por su ascendencia consejera de los reyes, concretamente de Santángel que convence a estos para que faciliten a Colón lo que demanda, a pesar de su exageración, pero teniendo en cuenta que el proyecto no les resultará nada caro, que sus inversiones serán escasas, que no tendrán que ceder títulos (salvo el de capitán de la expedición) ni honores, o diezmos a Colón en tanto no demuestre su éxito y la gran ganancia en tierras, vasallos y control comercial de la nueva ruta que obtendrán sus enemigos de no protagonizar ellos la expedición.

Estos argumentos debieron pesar muchos en el ánimo de los reyes que veían como Portugal se despegaba en su comercio con África, y conquista de nuevas tierras, buscando la ruta de las especias, bulas que les impedían a los castellanos acceder a esa aventura y el estrangulamiento que conllevaba todo esto a su política de expansión.

El 17 de abril de 1492 se firman las mal llamadas Capitulaciones de Santa Fe, mal llamado porque esta denominación corresponde a un documento muy preciso que establece los acuerdos entre dos personas a cambio de unas prestaciones y este no es el caso, este documento figura en el A.C.A., en el registro de Cancillería (dada su procedencia y ubicación ha de ser tratado con la debida cuate lima). ¿Cómo es posible que un documento de tal importancia se registre en la cancillería de un reino ajeno al protagonista?, toda la negociación es llevada en secreto por los áulicos aragoneses porque guardan más secreto sobre estas cosas que los castellanos que tienen más relación con los portugueses, acaban de salir de una guerra civil de sucesión, todavía hay muchos partidarios de la Beltraneja en Castilla y no dudarían un momento en poner en peligro el éxito de la expedición de poder comunicarlo al rey portugués, además están dolidos con los reyes por la continua política de recuperación de las parcelas de poder antes en manos de la nobleza por lo que tanto reyes como implicados (Colón, Paleños y monjes) tratan de que no haya fisuras informativas.

Mosén Juan de Coloma, secretario del rey confecciona y archiva este documento en la cancillería real aragonesa, en su confección se habla del descubrimiento en pasado, cuando aun teóricamente no se había realizado el viaje, este “defecto” tiene una explicación lógica, cuando sale de Palos con las tres carabelas es el capitán de la expedición y así se refieren los reyes en sus documentos al respecto, estas capitulaciones fueron escritas en abril de 1493 (no en 1492 como figura en el documento, esta fecha hace referencia a la del acuerdo NO a la puesta por escrito), una vez fueron descubiertas las tierras, este es el motivo de haberse puesto en pasado, existe otro documento en el archivo del duque de Medinasidonia que lo rectifica el escribano de turno y lo coloca en presente.

Dado el éxito que tuvo la expedición, la vuelta de Colón dará origen a la confección del documento, en el que se ponen por escrito los acuerdos alcanzados por ambas partes en su día y que tras el éxito deben de ser concedidos, esto naturalmente se realiza al año siguiente del acuerdo cuando Colón aporta lo prometido no antes.

Con respecto a que la reina empeñó sus joyas para la adquisición de los medios necesarios para llevar a cabo la expedición es otra falacia de la literatura castellana de la época, estas joyas ya estaban empeñadas antes de conocer a Colón puesto que se llevó a cabo para la financiación del sitio de Granada.

PREPARATIVO Y LLEGADA LAS ANTILLAS

Se decide que sea de Palos de donde salga la expedición, esta debía de salir de un puerto real el único era Sevilla, pero al ser tan populosa con un mosaico de lenguas y nacionalidades tan dispares, no ofrecía la garantía suficiente del anonimato que tanto necesitaba la expedición, por lo que los reyes compran al duque parte de la población de Palos incluido su puerto por un valor de 16 millones de maravedís.

Otra de las razones es que allí está la tripulación que mejor se puede escoger para esa aventura oceánica, Colón tiene allí sus conocidos y por la aportación “voluntaria” de los Paleños con dos carabelas ( en el sitio de Málaga se negaron a aportar ayuda marinera a los reyes y estos le sancionaron, ahora en cuando se les reclama el pago de esa deuda con la aportación de las naos), otro de los argumentos es que allí está Martín Alonso Pinzón que formará parte de la expedición, hombre de confianza de los reyes y que les proporcionará la noticia del descubrimiento antes que el propio Colón.

Luis de Santángel adelanta el 1.140.000 maravedís para financiar la empresa, es un préstamo al 1,50%, es un interés muy bajo, el recibo de los intereses de dicho préstamo se publicó en 1898, en 1894 se publicó el falso empeño de las joyas de la reina, pero aún no se ha desvanecido esa falacia.

El 4-8-92 salen de Palos las dos carabelas la Niña y la Pintá y una nao la Santa María que procede de Santoña (Cantabria), su patrón Juan de la Cosa. Los barcos no experimentaron cambios sustanciales desde el siglo XIII al XVIII. Hasta el descubrimiento de la navegación a vapor los desplazamientos superiores a mil toneladas son excepcionales; la mayoría de los buques tenían entre 50 y 300 toneladas. Domínguez Ortiz aporta: «la Carabela, el instrumento ágil de las empresas descubridoras recibió de los ibéricos su forma definitiva; era un navío de pequeño tonelaje y tres mástiles, de forma redondeadas, aunque no tanto como las carracas y otros grandes navíos comerciales, de poco calado, incómodos, pues tenía poco espacio disponible, pero por el contrario muy veloz y marinero, capaz de afrontar olas de hasta 10 metros de altura y recorrer más de 250 km., diarios con viento a favor».

No es verdad que pudiera navegar en contra viento, pero, sí que mediante un hábil manejo del velamen podía aprovechar los impulsos laterales y aumentar así su velocidad. M.B Bennassar en su Historia Moderna matiza: «la carabela apareció hacia el 1440, se trataba de un navío alargado, siendo
la relación de longitud anchura de 3,3 a 4 contra 2-2,5 para la nave de 130 a 150 toneladas dotada de un velamen importante que unía a la vela triangular latina maniobrera las cuadradas motrices».

Estas tres naves con un contingente humano de 90 hombres, se hizo a la mar con dirección a Canarias, tras tres días de avituallamiento volvió al océano dirección oeste, a la altura del paralelo 38. Tras varias vicisitudes (motines, desesperos, hambre, enfermedades, etc.,) Colón sorprendentemente varía el rumbo hacia el S., 35 días después según su cuaderno de bitácora, evitando de esta forma entrar en el mar de los Sargazos que le hubieran devuelto a Europa sin avistar tierra americana. Esta maniobra le permitió llegar a la nueva tierra, según ese cuaderno lo logró al seguir el vuelo de las aves. En la noche del 11-10-1492 dice que vio luces en el infinito que lo identificó con la tierra.

Juan Martínez Bermejo (Rodrigo de Triana de las crónicas), natural de Lepe, da la voz de «Tierra a la vista» era la mañana del 12-10-92, baja de la cofia (puesto de observación) y se dispone a cobrar los 10.000 maravedís que Colón prometió a quién avistará primero tierra, pero éste se lo deniega arguyendo que fue él el primero en verla (curiosamente no dijo nada a nadie, pero sí tuvo al extraña precaución de anotarlo), por lo que le deniega el premio que a su vuelta se lo entregará a su concubina.

Lo que vio Rodrigo de Triana fue la isla de Guananí o Guaraní, del archipiélago de las Lucayas, rebautizado por los castellanos con el nombre de San Salvador.

El fenómeno del descubrimiento generado por el afán del dominio del comercio se trastoca posteriormente en la búsqueda de oro y de riqueza personal, así en poco tiempo recorren grandes extensiones de tierra y agua, atravesado tierras inhóspitas, salvando desniveles gigantescos, vadeando peligrosos ríos, todo por el hallazgo del Dorado que los indígenas supieron hacerles creer en su existencia.

La leyenda de las Amazonas será otro motivo de búsqueda impenitente, aplican creencias Occidente a las realidades del nuevo mundo están predispuestos a creer cualquier cosa con tal de que convenga a sus propios prejuicios, de no hacerlos así la expedición se podría tachar de fracasada, no se han dado cuenta de que se hallan tan lejos de Castilla como de las tierras del gran Khan.

El 17 de octubre llegan a la isla Fernandina para pasar posteriormente a al Isabela, desde principios ven a los aborígenes desnudos y los juicios que se hacen es que no son súbditos del gran Khan, pero aun así se empecinan en que si bien esas tierras posiblemente no estén directamente bajo la influencia del mongol sí que son sus áreas periféricas, basándose siempre en los relatos indígenas, creen que se hallan en algún lugar de la India los que les proporciona el argumento justificativo para denominar a los indígenas con el epíteto de indios.

Otra expedición llega a la isla Juana (Cuba) el 21 de Noviembre, Martín Alonso Pinzón capitán de la Pintá, marcha por su cuenta sin pedir permiso y sin dar explicaciones a nadie, Colón al percatarse lo acusa de querer enriquecerse él solo, se ha ido en busca del oro, esto lo corrobora cuando a su regreso Pinzón le muestra piezas de oro que ha traído de su «escapada» , realmente no se sabe bien porque lo hizo pero a buen seguro que será por un motivo tan distante de la patria como de las ideas de Colón.

Pinzón es un marino de prestigio al servicio de los reyes, probablemente sus investigaciones de los alrededores pudieron facilitarles a los reyes un conocimiento más amplio que el facilitado por Colón y llegar a tener una idea aproximada del alcance del descubrimiento, desde luego en su subconsciente todos estaban de acuerdo que aquello era una nueva tierra en la que ningún cristianó antes había puesto el pie.

El regreso de Pinzón no se produce hasta el 3-1-93 (tres meses después de su partida), entre tanto la Santa María es embarrancada intencionadamente en la costa noroccidental de la Española (Haití), este hecho se realizó para montar un retén de gentes que les obligase al resto a volver, con los restos de la Nao capitana se construirá el Fuerte Navidad (dada la fecha en que se produce el embarrancamiento), esta sería la excusa para dejar una pequeña guarnición en ese enclave con la idea de incrementar en viajes posteriores, para la defensa del acoso lusitano, no por miedo a los indígenas que eran animales de carga (no les fue reconocida por la iglesia su capacidad humana hasta bien entrado el siglo XVII) y por lo tanto incapaces de provocar alguna situación de peligro, el Fuerte Navidad fue destruido por los indígenas en contestación a los muchos abusos que los castellanos cometían con sus mujeres y la fiebre del oro que les llevó a protagonizar actos de violencia inusitada contra un pueblo pobre, sin recursos, que creían que todo aquello era el capricho y la ira de los dioses y que por lo tanto debían de soportar, naturalmente hasta cierto punto, ese cierto punto les costó a los castellanos la cabeza.

Antes de la partida de Colón hacia Castilla, a primeros de enero de 1493 actuando como gobernador y juez, persigue a los Caribes que eran antropófagos para castigar su osadía, cuando se encuentra con la Niña, puestos de acuerdo abandona el «acto de justicia» que les había movido en la persecución de los Caribes y se desplazan a la isla de Matininó, donde al parecer y siempre siguiendo las indicaciones de los indígenas «amigos», se hallaba el tan ansiado Dorado, por motivos ajenos a su voluntad esta isla no la llegó a descubrir.

El regreso a la metrópolis fue un viaje accidentado, tormentas furiosas batían las olas que jugaban con las carabelas como garbanzos en una olla hirviendo, pero algo tan insumergible como este tipo de barcos los llevará a buen puerto, así en medio de las tormentas las dos naves se separan, la de Pinzón arriba con su Pintá a Bayona en Pontevedra y desde allí envía una misiva a los reyes haciéndole saber todo lo que había sido descubierto y su parecer sobre las nuevas tierras.

Mientras tanto Colón que había sufrido más averías que Pinzón arriba a costas portuguesas en la isla de Madeira, donde se abastece, continúa hasta Lisboa, el día 4 de marzo de 1493, Juan II recibe a Colón y a sus capitanes en Lisboa, Colón muestra a los indios y narra todo o parte de las tierras descubiertas, el interés del rey va en aumento, estas se hallan en la parte portuguesa según la distribución que recoge el tratado de las Alcáçobas.

Juan se muestra muy contento y generoso por las tierras que Colón y sus capitanes han descubierto para él, les colma de regalos e incluso con dádivas de oro, pero aquí se acaba todo el negocio, esto contraría a Colón que ve como su negocio se esfuma, todo lo que ha luchado para nada, un rey que se va a enriquecer con sus esfuerzos del que no ha podido sacar nada, otra vez la miseria su inseparable compañera.

En tanto esto ocurre Fernando se moviliza activa una política de acoso y derribo contra el portugués, envía embajadores a los reyes cristianos europeos, y al Papa explicando «su hazaña y la postura portuguesa» vendiendo la imagen de Juan como un rey que pretende robarle sus tierras, estos argumentos del mismo tratado de Alcáçobas que esgrimirá Juan los hará Fernando, pero con una pequeña cláusula de las Canarias «tierra descubierta e por descubrir».

Juan envía embajador a Fernando, éste lo retiene en espera de ser recibido, al mismo tiempo que él envía uno al portugués conminándole a desistir de cualquier viaje que suponga un acto apropiación, le hace saber contundentemente que las tierras son suyas y que ni él, ni ninguno de sus súbditos deben pisarlas.

La carta de Pinzón desde Bayona (perdida actualmente) debió de contener información sobre las riquezas y posibilidades del nuevo mundo que ni el mismo Colón llegó a conocer, esa «escapada» de tres meses fue muy productiva, Fernando está dispuesto a llegar hasta donde sea menester con tal de que esas tierras sigan siendo desconocidas para el resto del mundo, excepto para él, quiere ordeñarlas bien, de hecho conseguirá por bula que ningún cristiano viaje y muchos menos comercie con las Indias sino a través de Castilla, tampoco nunca quedó bien explicado porque es una empresa castellana y no aragonesa o, a medias cuando la insistencia y capital que permitió el viaje partió de elementos aragoneses, teniendo siempre en contra a los castellanos que sin querer se vieron dueños de inmensos territorios.

Sea como fuere el hecho es que Colón una vez sale de Portugal llega a Sevilla seguido de muy de cerca de Pinzón que bajaba de Bayona una vez repostado y reparado (a los pocos días de su llegada a Sevilla morirá privándonos de una preciosa y fiable información), Colón escribe a los reyes poniendo en su conocimiento lo descubierto y la postura portuguesa, se cruzan varios correos de uno y de otro, pero Fernando ya había tomado sus medidas para evitar la pérdida de esos territorios. ¿qué habrá visto Pinzón en esa «deserción» del que lo acusa Colón para que Fernando sabedor de las excelencias de las nuevas tierras ponga toda la carne en el asador para adjudicarse la propiedad de unas tierras que en principio lo tenía dudoso?, desde luego las noticias tuvieron que ser impresionantes, esta carta se ha perdido o destruido, hubiera sido de vital importancia que hubiese llegado hasta nosotros, así como la vida de Pinzón no se hubiese acabado tan apenas de transmitir todo lo que sabía, ¿quizás no fue solo Colón el descubridor ? o ¿hasta que punto se puede considerar a este descubridor ? puesto que con las informaciones de Colón al rey no hay materia suficiente para emprender campaña semejante a la que contra reloj se llevó a cabo.

El 19-6-93 Bernardino López de Carvajal, enviado del rey a la corte romana, informa a Alejandro VI de la cristianización de las Canarias y del reciente descubrimiento de nuevas tierras desconocidas, el colocar estas «nuevas tierras» con la ansiada noticia de las Canarias (recordemos la frase «ganadas e por ganar», es fundamental), el rey con ello no pide el reconocimiento de la propiedad de esas nuevas tierras porque asumiría la posibilidad de que otros príncipes cristianos especialmente el portugués pudiera reclamarlas para sí en base al tratado de las Alcáçobas, pudiendo colocar al Papa en la predisposición portuguesa, no se trata de eso, son tierras que se consideran una prolongación de las Canarias y por tanto propiedad de Castilla.

Entre mayo y octubre del 93, 12 ediciones de una supuesta carta de Colón a Santángel van a distribuirse por los reinos cristianos europeos, es el único testimonio que ha quedado del éxito de la empresa, esta carta ha planteado muchas incógnitas, quizás la más enrevesada sea ¿por qué Colón comunica el hallazgo de las nuevas tierras al rey por medio de dos amigos?

Luis de Santángel y Gabriel Sánchez serán los destinatarios de esta misiva, se han publicado elucubraciones tan peregrinas como que Colón lo hacía así porque no gozaba de la suficiente confianza con el rey y desconocía la corte, esto es inverosímil, cuando llevaba 6 años en nómina real y arrancó de los monarcas las concesiones nobiliarias que lo igualaban a las casas de más rancio abolengo del reino, no es ésta la respuesta.

De esta carta que se hacen doce ediciones se traducen al latín y se envían tres a Roma, Amberes, Basilea y París, con gran aparato de publicidad, neutralizando las posibles reacciones del portugués.

A Roma solicitando de una forma indirecta la adjudicación de esas nuevas tierras, en ellas dice Colón que los indios son gentes de buen carácter, que van desnudos y que necesitan de amor cristiano, dando como seguro la próxima cristianización de ellos, con lo que conseguiría el Papa fama eterna por llevar la palabra de Evangelio a todos los lugares del mundo y gozar de perpetua santidad, (recogido en la Apocalipsis), pero existe un peligro inminente para lo que se necesita cierta urgencia de retorno acompañado de clérigos, se trata de los Caribes gentes ponzoñosas que comen «carne viva», servidores del Maligno de cuyas garras tenemos la obligación de preservarlos.

Esto es suficiente para que Alejandro rápidamente reconozca esas nuevas tierras como castellanas y emite la Bula Intercétera con fecha anterior a la presentación de la carta, desde Florencia se presiona al Papa, el duque de Médicis procastellano juega un papel importante, con ello se consigue un gran paso fundamental para la inmovilización del resto.

Las cartas que van a Amberes no son gratuitas, esta ciudad es el punto neurálgico del comercio y economía de la Europa cristiana, por medio de ellas les hace saber que está próximo a abrir un mercado donde el oro abunda y que inundará los mercados europeos, esto es suficiente para que los negociantes sepan que el aviso de la caída del precio del oro procedente de otros lugares distintos a los habituales no tardará en llegar de la mano de Castilla, con lo que todos vuelven los ojos hacia Castilla.

Las enviadas a Basilea son por una razón jurídica, allí reside el emperador del Sacro Imperio, goza de preeminencia entre los príncipes cristianos, sus decisiones son difíciles de revocar, con ello pone en su conocimiento el descubrimiento, a modo de un tácito «vasallaje» al mismo tiempo que deja entrever su firme postura ante cualquier conato de disputa en cuestión de propiedad.

¿Por qué a París ?, allí reside el único príncipe cristiano europeo que le puede hacer sombra en su proyecto, le previene que ningún barco o súbdito francés se acerque a las nuevas tierras.

En junio se publica la Bula Intercétera con fecha 3-5-93 que establecía la posesión para Castilla de las tierras que encontrase navegando hacia Occidente, está será la primera de una serie de ellas.

La segunda Eximiae Devotionis de 6-5-93 expedida por la Cámara Secreta del Papado, termina por confirmar la propiedad de Castilla y le otorga los mismos derechos que antes había concedido a Portugal.

La tercera Intercétera II de 4-5-93 equilibra los reinos castellano y portugués dando a cada cual las tierras descubiertas en sus respectivas expediciones, estableciendo una nueva línea divisoria que queda a 100 leguas de Cabo Verde y las Azores (más adelante ante las quejas portuguesas los reyes castellanos le extenderán esa concesión a 340 leguas lo que les permitirá conquistar y colonizar Brasil al quedar dentro de su ámbito, esto lo conceden los castellanos porque tienen puestos sus ojos en las futuras relaciones de parentesco por medio del matrimonio, no deseaba la enemistad portuguesa).

Las Bulas concedían la soberanía política sobre las tierras otorgadas, esta colección Alejandrina está condicionada al envío de misioneros y la conversión de las gentes, esto supone una contraprestación, el Papa reconoce la propiedad de las tierras siempre que cumpla con la conversión de los nativos, este apartado será por el que años más tarde se deban importar hacia las Indias mano de obra esclava negra procedente de Africa, la aparición de los Comendadores y el mantenimiento jurídico de los indígenas como gente sin capacidad de raciocinio necesitados de un protector y educador (Comendador) que les guíe hasta la plenitud espiritual (no se les reconocía como humanos, por lo tanto no tenían alma).

El 25-6-93 se publica otra bula la Piis Bohius, es una concesión documental a un aragonés Bohí que se puede considerar el primer vicario pontificio del nuevo mundo, otra que sale el 26-9 es simplemente aclaratoria.

En 1828 al organizar el archivo Histórico de Simancas se detectó que la letra de la carta de Colón a los RR.CC., no era de él, sino de Luis de Santángel, así pues, este documento se conservará al contrario que los otros, porque una vez impreso su contenido ya no perturba su perduración.

la intencionalidad de la carta en el que aparecen errores colombinos, como la ubicación de las islas en diferentes latitudes a las que se encuentran, pero por contra aparecerán correctamente ubicadas y a la distancia en días reales en su diario de navegación, con lo que se descarta la casualidad de la equivocación.

Además, el territorio se ubicará muy cerca de Canarias y en la misma latitud (lo que se relaciona con las Canarias ganadas e por ganar) también es inventada la fecha de redacción de la carta, además en esta impresa aparecen erratas por cuanto no fueron bien interpretadas o también por no entender la letra de Colón (que era quién había suministrado la información).

El 25-9-93, en Barcelona los RR.CC., ordenan a Colón, ya Almirante que tanto él como los suyos traten bien a los indios, cuando empezó a enviar indios a España para venderlos como esclavos, los reyes por medio de una real cédula fechada el 12-4-95 autorizan este comercio.

El día siguiente (13-4-95) por medio de otra cédula ordenan a Fonseca, Arcediano de Sevilla y luego Obispo de Badajoz que paralizase ese comercio hasta que se consultara si en conciencia se podía hacer, si era lícito ese comercio.

¿Qué había sucedido para que en tan corto espacio de tiempo revocara la cédula otorgante del comercio ?, al fin y al cabo se trataba de un comercio legal muy del uso del siglo, la empresa había nacido como una necesidad comercial, incremento de ganancias, etc., y esta venta no era más que una práctica más de ese comercio, ¿qué fue lo que realmente detuvo a Fernando para continuar con el comercio de sus tierras? parece ser que los áulicos reales aragoneses le hicieron ver la cláusula papal de las bulas Intercéteras de otorgamiento donde a cambio de reconocer la propiedad le obligaba a la evangelización de los habitantes de las nuevas tierras, por lo que, si eran cristianos, no podían ser esclavos, ni objetos de comercio.

Esta cláusula era muy importante observarla puesto que en ella se basaba la donación, donación que no era aceptada por todos los príncipes cristianos que empezaban a darse cuenta de la magnitud del descubrimiento y que esperaban la más mínima oportunidad para participar de ese pastel, no le convenía a Fernando perder esos nuevos reinos cuyos límites aún eran desconocidos a cambio de unos maravedíes producto de la venta indígena, la competencia estaba esperando un desliz para «ayudar» a Fernando en el descubrimiento total del nuevo mundo por lo tanto debía extremar la prudencia.

Congela la venta de esos esclavos enviados por Colón y reúne teólogos y juristas para decidir si eran o no libres y si se podía comerciar con ellos o en que concepto se les debía tener, la deliberación dio como resultado que los indios eran libres y no se les podía vender sino los procedentes de justas guerras, esto a su vez plantea el problema del trabajo en las nuevas tierras ¿quién lo va a realizar?

El Repartimiento está autorizado por la Corona, pero por otra parte no se puede obligar a trabajar a los indios, la pregunta era ¿el trabajo es compatible con la situación de los indios? la respuesta es que los indios sean puestos en libertad y retornados a sus lugares de origen, dejando la incógnita del trabajo sin resolver.

A las normas dictadas por los reyes, se superponen otras paralelas que difieren mucho de ésta, es evidente que los defensores de la libertad de los indios no tardaron en imponer sus criterios, que fuesen libres ciudadanos iguales al resto de sus súbditos.

Muy pronto se levantarán voces denunciando los actos que los encomenderos ejercían sobre los indios, el padre Montesinos en su homilía que alcanzará sin pretenderlo ecos internacionales de gran importancia, denuncia estos hechos preguntando ¿con qué derecho se ejerce la violencia sobre los nativos a los que se les desposee de sus bienes ? llegará a oídos de Fernando que convoca una reunión urgente de teólogos y juristas en Burgos de cuyo resultado saldrán las famosas «leyes de Burgos», donde se reglamenta la libertad del indio, el derecho al trabajo remunerado, al descanso y a la familia, la homilía de Montesinos superó en muy mucho la pretensión del pobre monje que solo quería llamar la atención de sus convecinos para evitar los continuos abusos que se ejercían sobre los nativos.

Este documento es de gran importancia donde se reglamenta por primera vez las relaciones entre el colono y el colonizado, aquí Fernando encontró la solución sobre el espinoso asunto del trabajo indígena, éste debía trabajar, pero por ello recibiría unos caudales con derecho a su descanso y en fin a ser reconocido como un súbdito más.

La fórmula del Requerimiento en su momento de expansión territorial servía para diferenciar los indios pacíficos de los rebeldes, mediante ella toda acción conquistadora de nuevas tierras debe ir precedida de una advertencia a los aborígenes de una forma clara y a través de interprete de que el rey de Castilla apoyado por el Papa estaba designado a convertirlos a la fe católica de grado o por la fuerza, este propio Requerimiento desde el principio sería objeto de crítica por los dominicos de 1525 como injusto e ineficaz, hasta por el propio Carlos I que ordena la paralización de las conquistas por escrúpulos jurídicos, aunque se mantuvo hasta el 1526, fase principal de la conquista.

En las leyes de Burgos se dijo que los hijos de los Caciques se entregaran a los dominicos para su educación, también ordenaba que en cada explotación hubiese una capilla donde se reunirían los indios a rezar, que acudiesen a la catequesis para profundizar en el conocimiento de la religión católica alcanzando esta obligación a los Encomenderos.

INSTITUCIONES INDIANAS ÓRGANOS DE GOBIERNO EN ESPAÑA Y AMÉRICA


Parte de los ubicados en España fueron el Consejo de Indias, que actuaba como tribunal, también en los ámbitos económicos y administrativos. Jurídicamente crearon las leyes de Indias que fueron sistemáticamente incumplidas. Otro organismo fue la Casa de Contratación donde se encargaba de organizar las flotas del puerto de Sevilla y
los puertos americanos, controlaban mercancías y viajeros que iban a América, al mismo tiempo recibían las flotas de Indias, actuaban sometiendo a juicio de residencia a todas las flotas llegada de Indias, fue perdiendo importancia a partir del siglo XVIII hasta su desaparición.

EN AMÉRICA


La diferencia entre una capitulación y una carta de merced es que la primera es un acto jurídico contractual (yo te doy, tú me das) y la de la merced es una gracia que concede el monarca en premio de algún servicio prestado sin que el receptor lo haya efectuado por un interés previo.

En 1420 Juan II de Castilla firma capitulaciones con De las Casas para la conquista de Canarias, a cambio de esta conquista para la corona y de la disposición permanente de 4 bajeles le otorga la isla en usufructo, en 1480 la capitulación firmada entre la Corona, Alonso Fernández y Alonso de Ciutadella en la que el rey concede ventajas económicas a estos, es muy interesante ya que marca la diferencia del clásico feudalismo a la modernidad.

 Es muy importante que el rey delegue la facultad de conceder capitulaciones a órganos y personas inferiores que lo harán por delegación real, desde que se crea la Casa de Contratación de Indias en 1503 será esta la que entenderá de las capitulaciones que se otorgan, pero en 1542 el rey facultará a las Audiencias de Indias para que tengan la misma competencias capituladoras, Felipe II en su afán de que todo pase por su mano les retirará esa facultad a todos ellos y las reservará para sí, más tarde tuvo que dar marcha atrás por acumulación de documentos.

Este es un documento muy sencillo quien obtiene capitulación tiene derecho a conquistar tierras, de las obtenidas llevará aparejado los títulos de Adelantado o Alguacil Mayor (de neta raíz medieval) de las nuevas tierras y de sus fortalezas. Con la nueva frontera el Adelantazgo cobra nuevos bríos.

 Los nombramientos de Capitán General solo son para caso de extrema necesidad. Estos adelantados se comprometen a sufragar los gastos de la conquista a fundar dos ciudades por lo menos, el hecho colonial será urbano, con mentalidad urbana, similar al Imperio romano con un fuerte sustrato medieval. Levantar fortalezas para defender los territorios adjudicados. A que la expedición salga en un plazo determinado. A levantar banderín de enganche, reclutar soldados, etc.

El rey pone la condición que todo lo conquistado será de su dominio, que cederá en usufructo según le plazca (de esta forma evita la creación de inmensos territorios señoriales que le puedan algún día disputar su autoridad). Concederá exacción tributaria total o parcial, moratorias económicas, participación de los beneficios, etc. Es la única empresa de la corona en la que participa económicamente, sin embargo, todo lo demás será cosa de particulares que se convertiría en acción de la corona simplemente con el
permiso de ésta; al no tener una burocracia suficiente hay que acudir a ellos.

Muchas veces son los capitanes de la hueste los que financian la expedición, en contrapartida los reyes han de capitular en beneficios y dignidades. De todas cuantas cosas se encuentren en Indias la quinta parte sería para el rey, para ello coloca una especie de funcionario que velará por sus intereses son llamados «los que van a sueldo» garantizan mediante su forma que de todas las cosas halladas el quinto se reserve para la corona, hasta estos mismos cobrarán un sueldo con cargo a lo hallado. Es frecuente que los fuertes capitales estén ligados por contratos personales con algún socio principal que financie la empresa.

Los extranjeros estaban excluidos, a veces estos socios envían algún inspector que fiscalice lo que en su día le debe corresponder, aunque esté financiado con capital privado, no tiene carácter jurídico. Los particulares llevarán diferentes títulos, escribas, alguaciles, alcaides, etc. El mantenimiento de la función fiscalizadora de la corona convertirá a la participación privada en funcionarios de la misma.

Para las conquistas indianas se constituyen los ejércitos privados vinculados al conquistador, el contingente humano sería militar y repoblador, exención temporal de impuestos sobre minas, concesión de tierras si permanecen 4 años, almojarifazgo que gravan las entradas y salidas de mercancías.

El Almirantazgo Institución aceptada una vez coronado el éxito, posteriormente condicionado el titular de acuerdo con el texto de la concesión, para evitar roces entre los almirantazgos de Indias y Castilla. La primera se constituye el 23-5-93 se le señala un límite para ello sirve el mismo que establecido con Portugal, las 300 leguas al W de Cabo Verde, que se había acordado previamente y sancionado por el Papa Alejandro VI,
el de Colón lo ejercería sobre las tierras descubiertas por El MISMO, esto le
cuestionaría mucho su jurisdicción. En origen los reyes no permitieron a nadie salvo a Colón salir en expediciones, más tarde, la corona enviará expedicionarios castellanos (limitando la jurisdicción de Colón) al descubrimiento de nuevas tierras. Por su parte, todos los privilegios reconocidos por los reyes irán menguando hasta que sus descendientes renuncien a esos derechos a cambio de una pensión vitalicia.

El Virreinato Es una institución que tiene vigencia en la Corona de Aragón; de aquí que es cierto que es una empresa castellana y que las Indias son bienes gananciales de los reyes que, nada tiene que ver con Aragón, pero, la institución hubieron de tomarla de la que aquí existía con el nombre de Lugartenencia de la Corona de Aragón, siempre por regla general recae en un miembro de su Casa, preferentemente el sucesor. ¿Por qué de
la nominación está excluida la Corona de Aragón ?, simplemente porque no tiene nada que ver, Aragón no quiso participar como entidad política, sin embargo, el rey Fernando sí que será dueño de la mitad de las tierras, al ser el suyo un régimen de bienes gananciales, no obstante, para poder acceder a esa parte de la propiedad será condición indispensable que su titular sea al mismo tiempo rey de Castilla, es una propiedad condicionada al título de rey de Castilla y León. En las cortes celebradas en Monzón en 1512 Fernando comunica su política de seguir la conquista de los puertos de África Mediterráneo para lo que cuenta con su beneplácito no mencionándose en ningún momento nada referente a las Indias.

En los documentos de 1493, no se especifica que los cargos sean hereditarios esto iría en contra del espíritu de la política de recuperación de poder de los reyes, sin embargo, sí le reconocieron a Colón ese poder que más tarde se le retiraría. Los acuerdos de Santa Fe se rectifican después, siempre lo hacen a favor de Colón nunca en contra. En 1499 es desposeído de los cargos de Virrey y Gobernador, basándose en el mal uso que de ellos hacía el Almirante. En cuanto a las funciones gubernativas estaban limitadas, Colón debe presentar una terna para nombrar los cargos de Corregidor, presidente de la Audiencia, Gobernador, etc., para que el rey elija, no aparecen de forma clara los cargos que puede nombrar, se observa una cierta precariedad.

En la instrucción para el segundo viaje era portadora de un requerimiento para el nombramiento de algunos cargos, la ausencia de Colón la suple un lugarteniente para funciones judiciales y de gobierno, pero no representa al rey. En lo judicial tiene pleno poder (mero y mixto imperio), con facultad para dictar sentencia, también puede vetar la estancia en su territorio a cualquier persona, repartimiento de las tierras que él mismo hubiera descubierto y otro tipo de mercedes, oficios públicos con o sin jurisdicción.

 Ponce de León recibe el título de Adelantado, este título es castellano el Adelantado de la Frontera data desde el reinado de Alfonso X el Sabio, tiene atribuciones judiciales, civiles y militares, cayó en desuso; posteriormente se recupera para dar contenido a la figura del conquistador en las Indias. Este título se otorga por una o dos vías, garantiza el carácter hereditario en el hijo como forma de pago de continuación por la muerte de su padre (la mayoría muere violentamente, por insidias o enfrentamientos con los indios), hay casos de una tercera vía. Gozaba de ciertos privilegios, recibía rentas de las provincias y una gran hacienda en los territorios conquistados, exención de impuestos, (Alcabala sobre el consumo y Almojarifazgo por el comercio marítimo), nombrar cargos eclesiásticos y municipales, reparte tierras, son los capitanes de las huestes.

En 1529 a Hernando de Magallanes y Hernando Falero, se les promete el cargo de Adelantado, a veces estos títulos recaen sobre una o más personas, aparecen las concesiones de una o más fortalezas por otras tantas más, si la defensa del territorio está encomendada a una sola familia, estas tenencias reales representan mandos militares delegados del rey, su sostenimiento a cargo de las tierras. Al conquistador se le faculta de ellas y el poder de distribución. Se hace constar que el repartimiento no se haga entre
las tierras de los indios, se quiere impedir la señorilización del mundo indiano.

 La inversión tan enorme que requieren los ingenios que se establecen allí para la pujante industria de la caña de azúcar está protegido por los reyes, los mismos se reglamentan de una forma muy precisa.

Los rescates de los indios también es un ingreso para la corona (rescatar riqueza de poco valor para los indios y mucho para los españoles) aunque no siempre es así. La corona siempre cobra el quinto del total (regalías) es inexcusable, hasta en los hallazgos de tesoros, los beneficios de cabalgada o de corso, en este caso además el rey se lleva una parte de las tres que se hacen (una para el capitán, otra para el armador y otra para el rey) además de su quinto. En tierra sucede lo mismo, solo que el armador es sustituido por el
financiero que facilita los caudales para la expedición; en otras ocasiones se concede permiso para poder cultivar especias, este es muy importante son de carácter y competencia real en exclusivo, también para pesquerías de perlas y pescados.

 El establecimiento de unas gentes que marchan del viejo al nuevo mundo y que se asientan en territorios que explotan, se lleva a cabo sobre la fuerza del trabajo de los indígenas los cuales se van a repartir entre los colonizadores, pese a los dictados del Papa y los reyes, de este modo se llegará a la partición de los indios.

El Repartimiento Es la primera actitud que surge de las relaciones con los indígenas, es una fórmula primigenia, elemental, imperfecta, por la cual se reparten los indios que se dedican a la explotación de las riquezas (lavado de arenas auríferas, plata, pesca de perlas, etc.), no hay un planteamiento agrario, los aborígenes viven en un estado neolítico, su subsistencia se basa en la recolección, caza y pesca. Los españoles eran abastecidos por las provisiones traídas de la metrópolis, con los que los recursos escaseaban rápidamente y se procedía al consumo de maíz, base alimentaria indígena, viéndose rápidamente ante las mismas necesidades que ellos, al acabar también con éste.

El primer repartimiento de indios vino dado por acuerdo con Colón y los caciques locales de la Española, que debían satisfacer tributos en especie según fuesen las posibilidades; estas tributaciones tenían un carácter comercial. Los reyes reaccionaron en contra de estos repartimientos y promulgaron la libertad al indio acordando con los caciques locales, se les fijase un tributo como a los demás vasallos, la reacción fue la retirada de los indígenas a las zonas centrales de la isla, rehuyendo el contacto con los castellanos, pero no les será posible sobrevivir al no haber recursos en esa zona. Por una carta acordada en 1503 se adoptaban nuevas medidas autorizándose los repartimientos con intención de integrar al indio en la vida comercial de la isla, estos serán temporales, por naborías (sistemas de prestación laboral indígena).

La Encomienda Es una institución de origen medieval castellana, en ella se da una contraprestación de modo que los indios se encomiendan a una persona que contrae unos deberes para con ellos (atenderles, pagarles por su trabajo, asistirlos, extraer la capitación personal, etc.) a cambio de lo cual, los indios deben trabajar las tierras. Así la Encomienda aparecerá por vez primera en 1504; pese a que no tiene un carácter definitivo.

 Al principio se promoverá con mayores encomiendas (mayor dotación de indios) a aquellos ciudadanos que vayan a Indias casados, también se estipulaban las contraprestaciones del Encomendero que ha de instruir, proteger y convertir al cristianismo a sus indios y, además, pagar la capitación personal (pagar una cantidad al rey por cada indio). Para garantizar estas ordenanzas aparecerá el Protector de los Indios; desde las leyes nuevas de 1542, todos los oficios reales en este momento llevarán inherente la protección de los indígenas, este cuidado de los indios se convertirá en una constante en adelante, en todas las ordenanzas dictadas por los monarcas subsiguientes. Pese a las ordenanzas de la corona lo verdaderamente importante es quién denunciará los abusos de los Encomenderos para con los indios, estos serán los clérigos y los blancos, los únicos con potestad suficiente para hacerlo.

Las Audiencias Las que se establecen en Indias fueron las encargadas de velar por los indios, imponiéndose la visita de los Oidores a los distritos de su jurisdicción, con el fin de conocer directamente la situación real y oír las quejas de los indígenas, evitando los informes desvirtuados que se emitían, debían velar por la protección de los indios. Son frecuentes los argumentos que se utilizan para exigir una Audiencia en un territorio.

Tener una audiencia propia elevaba la categoría administrativa de la ciudad, se apuntaba ante el rey que de existir se evitarían los abusos contra los indios. Los religiosos de una manera muy especial como consecuencia de estar más en contacto con los indígenas se encargan de protegerlos ante los abusos y explotaciones que hacían los Encomenderos, toda la maquinaria de gobierno y la administrativa estaba enredada al amparo de los naturales. Cuando muere Fernando estaba el padre Las Casas en la antesala, donde se encontraban los dos regentes Adriano de Utrech y el Cardenal Cisneros, estos se hacen cargo del problema, este fraile junto a otros (fray Bartolomé Montesinos) han provocado el escándalo del siglo al denunciar los abusos cometido por los colonos, con el consiguiente peligro de la intervención del papado, del resultado, se encarga a tres frailes de la orden de los Jerónimos el gobierno de las Indias.

 Con esta reforma de la primavera de 1516 los dos frailes Montesinos y de las Casas tenían la intención de solicitar el nombramiento de una persona con autoridad suficiente para velar por el deterioro de los aborígenes. Lo que solicitaban era una jurisdicción especial para las Indias, buscaban que el gobierno estuviese dirigido por alguien que, pusiese por encima de todos los intereses de los indígenas. Esta pretensión no se toma en cuenta por su imposibilidad, no obstante, la Cédula real de 1518 tuvo algo que ver con los consejos de Las Casas en la constitución del triunvirato Jerónimo. El desarrollo económico de las nuevas tierras exigía la explotación de ellas, estos oficiales cobraran un sueldo del trabajo de los indios, se les pagaba con la el Repartimiento indígena, no era viable anteponer los intereses de éstos a los de los colonos contravenía las ordenanzas reales.

En un principio las atribuciones concedidas colisionaban con otras jurisdicciones, tenían atribuciones sobre condenas, determinados delitos se juzgaban a espaldas de los gobernadores, dictaban ordenanzas en las que obligaban a que todas las causas se debían ver por el Protector de Indios (un protector y cuidador de indios es un letrado, nueva figura jurídica), estos debían pagar un impuesto fijo por su derecho a pleitear de escasa cantidad. Esta fórmula llevaba consigo evitar que se arruinasen los indígenas, manteniéndolos en continuas querellas por parte de los delegados, para evitar que colapsaran la audiencia con rencillas de carácter banal, los que así lo hicieren estaba amenazados con recibir 100 azotes, para los que recurrían a los abogados con el consentimiento de su alcalde, éste podía ser destituido y desterrado, el abogado podía ser condenado al pago de 50 ducados.

Estas medidas iban encaminadas a evitar que los abogados los animasen a mantener pleitos tras pleito, solo los Protectores de Indios harían este trabajo gratis en caso de pobreza y, percibirían la mitad de los sentenciado en caso de bonanza. La preocupación de los eclesiásticos acreditada por su tenaz defensa de los intereses indígenas les concedía antes estos un cierto prestigio.

El primer obispo de Méjico Zumárraga excomulgó a quién maltratase a los indios. El de Quito negaba la absolución a los que no hubieran remediado el mal hecho.

 Los primeros protectores de indios en el Perú fue Juan Vicente Valverde, Juan de Zumárraga en Méjico, etc. Las atribuciones nunca aparecen señaladas con precisión, dan normas muy generales en las que debían adaptarse a cada caso concreto, pesquisas, visitas e informaciones, a las que las autoridades debían prestar apoyo al tener limitada sus funciones a las querellas de indios y españoles. El conflicto entre los aborígenes era de competencia de la jurisdicción ordinaria.

El fracaso de este triunvirato obliga a retirar de los obispados esta función por los siguientes motivos.

  1. se intenta evitar el roce con otras autoridades.
  2. mantener el prestigio de los prelados que en algunos casos decayó.
  3. permitir a los prelados otras preocupaciones más acordes con su ministerio.
  4. el recelo permanente de la corona a concentrar en pocas manos la administración de las Indias.
  5. la incompetencia de algunos prelados en el desarrollo de su misión.

El obispo de Lima fue amonestado vivamente por el rey Felipe II, al secularizar esta función judicial se le otorgó de personalidad propia, se habían subdivido en tres clases o categorías de tal manera que uno actuaría en la Corte, otro tendría un carácter Territorial próximo al Virrey y el otro local, Felipe II, decidió vincularlo a la figura del Fiscal General de Indias desde 1589. Las ordenanzas del Virrey Toledo protegían a los indios con carácter retroactivo, eran tan exigentes que se remontaban a los primeros días de la colonización, solicitando se satisficiera los desarreglos que se les había provocado en sus haciendas o en todo caso poder recuperarlas.

Los Cabildos eran como los Ayuntamientos, compuestos de Regidores, dos de ellos juzgaban los delitos de menor cuantía (jueces de paz), otro era un inspector de mercados, un Alférez Real y un Alguacil Mayor o encargado del orden público, además hay profesionales pagados: un letrado, un escribano de cabildo, un carcelero, un portero, etc., dependiendo del número de empleados del tamaño de la ciudad y de sus medios económicos. Hay dos tipos de cabildos. Ordinarios y Extraordinarios en las que se reunía el pueblo en asambleas, junto a estos solían existir núcleos urbanos (cercados) barrios que tenían su alguacilillo que actuaba como auxiliar del jefe de policía, eran barrios habitados por los indígenas dependientes del cabildo español.

Fuenmallor (La Rioja) a 5 de octubre de 2017